Esa amistad que creías perfecta, ¿acaso se volvió tóxica?!

Esa amistad que creías perfecta, ¿acaso se volvió tóxica?!
Comparte

¿Alguna vez te pasó que tenías una amistad perfecta con alguien, y de repente, esta se volvió amarga? ¿Eras el mejor amigo de esa persona, pero, hoy en día, ya no hablas más con ella?

Existe una realidad, y es que queramos o no, las amistades cambian con el tiempo. Algunas de ellas se hacen más fuertes y profundas, aunque también están aquellas que pueden romperse y resultar nocivas.

Si una amistad se vuelve tóxica, puede ser porque algo sucedió e hizo que todo cambiara… A lo mejor, las personalidades de cada uno comenzaron a discrepar de forma negativa, lo que causó que dicha amistad no fuese igual a como solía ser antes.

Esa amistad que creías perfecta, ¿acaso se volvió tóxica?!

¿Cuáles son esas señales que nos hacen concluir que ese buen amigo ha cambiado y ya no es igual que antes?

¿Cuáles son esos signos que indican que la relación de amistad va mal?… Te los presento a continuación:

1. No te sientes cómodo cuando estás cerca de esa persona

Si cada vez que estás cerca de ese amigo, sientes incomodidad de decir lo que piensas sobre algo, es una señal de que tu amistad se ha vuelto tóxica.

Dos amigos molestos

La psicóloga Susan Heitler, escritora del portal Psychology Today, afirma lo siguiente en un artículo relacionado con las amistades tóxicas:

«Caminar sobre cáscaras de huevos cuando estás cerca de tus amigos, es un signo de que tu relación con ellos ha cambiado para mal».

Así pues, si tu mejor amigo se ha vuelto muy crítico, o simplemente explota contra ti cada vez que dices algo incorrecto, lo más lógico es que termines estando a la defensiva cada vez que hables con él, o tengas que ser más cuidadoso con tus palabras.

2. Tienes temor de compartirle tus buenas noticias

¿Tienes miedo de compartir tus buenas noticias con ese amigo o esa amiga?

La razón de ello puede deberse a que, probablemente, estás notando que esa persona parece tenerte envidia, en lugar de estar feliz por ti. Y no me refiero a simples paranoias. Su actitud contigo debe ser evidente, claro está.

Por ejemplo, cada vez que le cuentas a ese amigo algo bonito que te está sucediendo, este empieza a descalificar, cuestionar y criticar todo lo que le has dicho. Por otro lado, busca la forma de superarte y alardear de sí mismo cada vez que le cuentas una buena noticia.

La envidia puede surgir cuando se ve el éxito de otra persona como la derrota de uno mismo. Sin embargo, debes tener en cuenta que, este tipo de actitudes no te permitirá tener una amistad saludable con alguien más.

3. Sientes que tu autoestima disminuye

¿Has estado dudando de ti mismo o de tus habilidades de una manera que no lo habías hecho antes? ¿Tienes la voz de ese amigo o amiga en tu cabeza señalando todas sus faltas?

Los amigos tóxicos disminuyen la confianza en uno mismo. Sobre todo, si estos atacan con palabras o encuentran pequeñas formas de insultarnos.

Incluso, cuando un amigo de estos te conoce por mucho tiempo, sabrá entonces qué puntos tocar de ti, hasta el punto de hacerte sentir mal contigo mismo.

4. Cada vez que estás cerca de él o ella, te estresas

¿Sabías que estar dentro de una relación tóxica puede terminar estresándote?

Dos amigos estresados

De hecho, las amistades tóxicas pueden causarte daños tanto físicos como mentales.

Uno de los grandes beneficios que proporciona el hecho de tener buenos amigos, es que nuestro sistema inmunológico se ve fortalecido.

Sin embargo, tener amigos tóxicos, termina haciendo todo lo contrario. El estrés y la ansiedad de lidiar con una amistad tóxica puede causar dolores de cabeza, debilidad física y dolores de estómago.

5. Te sientes desplazado

¿Tu amigo se ha vuelto esa clase de persona que se la pasa hablando todo el tiempo de sí misma y nunca pregunta por ti?

Pues bien, debes saber que las amistades que tienden a desequilibrar sus conversaciones, se pueden volver tóxicas. Por lo general, te harán sentir que no eres escuchado.

Es importante tener siempre un balance en la comunicación. Sobre todo, a la hora de dar consejos y pedir ayuda. Cuando hay un desequilibrio en las conversaciones, puedes llegar a sentir que tus necesidades son minimizadas constantemente y que las necesidades de tu amigo terminan siendo siempre prioridad.

6. Te sientes usado

¿Tu amigo solo te llama cuando necesitas algo? ¿A veces sientes que solo se está aprovechando de ti?

Si esa persona te pide ayuda y estás dispuesto a ayudarlo, está muy bien que lo hagas. Pero, si esa es la única vez que se comunica contigo, pues luego se olvida de ti, entonces solo te está usando. Realmente, no valora tu amistad.

7. Te sientes agotado

¿Tienes un amigo que, en vez de darte energía, termina agotándote?

Si ese amigo siempre está en medio de algún drama o repetidamente pasa por una crisis emocional, esto te puede agotar. Si notas que siempre eres el hombro para llorar, esto puede hacer que te sientas algo abrumado y cansado debido a sus necesidades emocionales.

Con esto no quiero decir que le vas a dar la espalda. Pero, si sería bueno que le hagas entender que no puede seguir en esa misma situación todo el tiempo. Que debe buscar una solución inmediata al respecto y que cuenta con tu apoyo en todo momento.

Una persona pensando

Si te sentiste identificado con algunos de estos signos, déjame decirte que no todo está perdido. Si sientes que esa gran amistad que llevas años cultivando está actualmente tambaleando, tienes la opción de hablar.

No hay nada de malo en querer comunicar lo que te incomoda de la otra persona, siempre y cuando lo hagas con respeto. Si ese amigo es consciente y valora tu amistad, tendrá en cuenta que a lo mejor está cometiendo un error. De lo contrario, si ves que la situación se pone tensa y tóxica con él, considera la opción de hacerte a un lado.

Para finalizar, te recuerdo que, en este espacio, podrás encontrar varios talleres, cursos y herramientas que te pueden ayudar con tu crecimiento personal y espiritual. La invitación es a que te suscribas a cualquiera de ellas y las aproveches al máximo.

¡Nos vemos!

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.