Las críticas malintencionadas: Cómo responder a ellas

Las críticas malintencionadas: Cómo responder a ellas
Comparte

En algún momento de la vida te habrá tocado lidiar con algún familiar, amigo o compañero de trabajo tóxico. Alguien que probablemente, te ha hecho la vida imposible con críticas malintencionadas, comentarios ofensivos u opinando de temas que son personales para ti.

Puede que hayas llegado a un punto límite donde sencillamente no has aguantado más. Has empezado a contraatacar y a defenderte, provocando que la situación empeore.

La crítica es la fuerza del impotente.

Alphonse de Lamartine

Aquí, te voy a compartir algunas claves precisas y contundentes para que puedas poner fin a este tipo de comentarios. Para que de manera muy diplomática y asertiva, te hagas respetar.

Cómo responder a las críticas malintencionadas

Estas son algunas estrategias que puedes aplicar en caso de que estés frente a una situación incómoda, donde desees responder de forma inteligente y asertiva a críticas malintencionadas:

1. Cuando alguien habla cosas que no son ciertas y lo hace a tus espaldas

A todos nos ha pasado. En el trabajo, con los amigos o con nuestra propia familia. Descubres que hay alguien cercano o no tan cercano a ti, que está hablando cosas que no son ciertas, que te está criticando a tus espaldas… ¿Qué debes hacer en este caso?

comentan de ti

Lo primero que te recomiendo, es que confrontes a esa persona de manera contundente. Prepárate, respira profundo, ve tranquilo y recuerda que “el que nada debe, nada teme”. Con mucha seguridad y en privado, enfrenta a esa persona de forma respetuosa, pero firme.

Trata de utilizar tus propias palabras, tu propio lenguaje y eso sí, prepárate bien.

2. Cuando alguien critica tus decisiones y elecciones

Siempre habrá alguien que quiera opinar de las decisiones que quieres tomar. A lo mejor estás planeando hacer un viaje, irte a estudiar a otro país, emprender, cambiar de empleo o iniciar un nuevo proyecto y probablemente venga alguien a hacerte un comentario como: “¿Estás loco? ¿Tanto dinero? ¿Lo has pensado bien?

Esa persona que te hace el comentario, a lo mejor lo está haciendo con buena intención, pero en lugar de motivarte o incentivarte para que puedas llevar a cabo ese propósito, te sabotea. Aunque también, puede suceder que esa persona se sienta celosa de tu éxito o tu iniciativa, lo que genera en ella un malestar.

Si están opinando acerca de una decisión que ya tomaste, la mejor manera de responder sería la siguiente: “¡De verdad aprecio que te preocupes por mí!, pero en este momento estoy decidido a experimentar por mí mismo(a). Más allá del resultado, quiero vivir en carne propia esta experiencia”.

Esta es una forma respetuosa de hacerle saber al otro que debe respetar tu decisión personal. Difícilmente, esa persona querrá volver a opinar sobre tus elecciones.

3. Cuando alguien toca temas incómodos o sensibles para ti

Suele pasar que estás en una reunión social, de trabajo o de familia. Y de repente llega alguien y delante de todo el mundo pregunta cosas como: “¿Te acabas de separar?”.

También puede pasar que acabas de emprender un nuevo proceso de pérdida de peso y llega alguien diciéndote: “¿Y cómo vas con el gimnasio?, ¿si has logrado bajar esos kilos que tienes de más?”.

Si alguien está opinando acerca de un tema que es privado, personal o sensible para ti, utiliza la siguiente estrategia y di algo como:

¡Sabes! No estoy dispuesto a discutir ese asunto que es muy personal contigo. Gracias de igual forma por preguntar”.

De entrada, estás cortando y probablemente esa persona diga: “¡Uy! ¡Pero que sensible eres!”… De igual forma, debes permanecer firme y contundente con tu posición.

4. Cuando alguien hace comentarios de forma sarcástica

Los comentarios mal intencionados se sienten de manera inmediata. El simple tono de burla delata a quien los está emitiendo, así que en ese momento tienes que estar muy atento(a), ser fuerte y responder usando una única estrategia. Si están atacando tu apariencia, responde al agravio con una pregunta.

sarcasmo

Por ejemplo, alguien te está diciendo: “¿Quién te prestó esa ropa? ¿tu abuela?

Tu respuesta debería ser algo como: “¿Qué es lo que te molesta de mi ropa? ¡A mí me encanta! ¿Qué es lo que te disgusta?

Automáticamente sacarás a la persona de su zona de comodidad, pues probablemente no estaba esperando este tipo de respuesta, así que la agarras fuera de base, haciendo que simplemente deje de lado el tema. 

Eso sí, nunca digas cosas como: “¿En serio? yo creí que me veía bien“. Pues denotarás falta de seguridad y estarás haciendo saber que la opinión del otro te importa, te afecta y realmente te lastima.

Tres errores que no debes cometer

Para evitar que las críticas malintencionadas o los comentarios ofensivos te afecten en gran manera y terminen haciéndote reaccionar de forma inadecuada contra alguien más, evita cometer estos tres errores:

  1. Frente a una ofensa, lo peor que puedes hacer es contraatacar, o responder a una crítica con otra crítica, pues lo que estás haciendo es ponerte en el mismo nivel de aquel que te ataca. ¡Jamás respondas a una ofensa con otro ataque!
  2. No te defiendas. Aplica en tu vida aquel famoso refrán que dice: “quien nada debe, nada teme“. Si te están diciendo que te ves horrible, no salgas a decir: “Es que no tuve tiempo de arreglarme”. De lo contrario, estás abriendo una puerta para que este tipo de críticas, o comentarios, sigan ocurriendo.
  3. Tampoco te quedes en silencio, pues no estás marcando la diferencia. Tú podrías pensar: “No, yo en realidad a esos comentarios no les presto importancia, no les brindó atención; yo mejor los ignoro¡Cuidado! Si aun así, esa persona continúa ofendiéndote, responde, pero hazlo de forma asertiva y siguiendo las estrategias que te recomendé.

Una última recomendación: No te tomes las cosas tan a pecho

Disfruta la vida y ten en cuenta que las personas no te ven como eres, siempre te ven como ellos son, así que no te tomes tan a personal sus críticas malintencionadas o comentarios ofensivos.

disfruta la vida

La vida es un proceso de proyección constante y a veces hay personas con una continua insatisfacción o que simplemente tuvieron un mal día. En estos casos, siempre será más conveniente proyectar todo ese malestar en los demás, así que no te lo tomes tan a pecho y recuerda:

Las críticas no son otra cosa que orgullo disimulado. Un alma sincera para consigo misma nunca se rebajará a la crítica.

Teresa de Calcuta

¡Muchos éxitos!

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Ingeniero de Telecomunicaciones | Escritor, lector y emprendedor | Interesado en el desarrollo personal y profesional | Fascinado por las nuevas tecnologías y lo digital | Aprendiz SEO & Desarrollo Web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies