9 frases negativas que quizás dices inconscientemente

9 frases negativas que quizás dices inconscientemente
Comparte

Para empezar, hay frases que por lo general decimos de manera inconsciente, pero que nos estancan en un determinado lugar y nos impiden alcanzar el éxito en la vida. Muchas de ellas, de hecho, las hemos aprendido de nuestros padres, familiares o conocidos, y por ende, las repetimos.

Parecen frases inofensivas, pero en realidad, cada una alberga una carga energética que dificulta nuestro avance o progreso.

Recordemos que, nuestras palabras son energía. Si decimos o afirmamos cosas coherentes y positivas, nuestra vida fluirá en positivo. Pero, si pronunciamos o afirmamos cosas negativas, así sea de juego, nuestra vida podría verse estancada.

En este sentido, el día de hoy, quiero mencionarte algunas frases negativas, para que la próxima vez que vayas a hablar con alguien, evites decirlas.

9 frases negativas que debes evitar decir si quieres que tu vida fluya

Muérdete la lengua cada vez que las vayas a decir…

1. “No es mi culpa”

Desde pequeños, muchas veces se nos ha enseñado y acostumbrado a buscar responsables. Tanto así que hoy en día se nos hace difícil asumir la responsabilidad de nuestras acciones.

Una mujer haciendo gestos con las manos

En vez de afrontar las malas decisiones que quizás hayamos tomado, usamos frases como “No es mi culpa”.

Sin embargo, si queremos ser triunfadores o personas de éxito en la vida, debemos hacernos responsables de esas decisiones, así como de lo bueno y de lo malo.

Toda persona triunfadora, de hecho, es capaz de reconocer que ha cometido un error, y que para conseguir el éxito tiene que hacerse cargo del mismo.

Así, por ejemplo, supongamos que eres jefe de un equipo y decidiste delegar cierta tarea a alguien más. Pero, esa persona no cumplió con los objetivos esperados.

Pues bien, no pretendas echarle la culpa a esa persona por no haberlos cumplido. Admite que, quizás hiciste una mala elección y que debes aprender a elegir mejor a las personas la próxima vez que vayan a trabajar contigo.

Así pues, no digas “No es mi culpa” y mucho menos delegues la responsabilidad de tus acciones a alguien más. Afronta y enmienda tus errores.

2. “Poco a poco”

Muchos de nosotros alguna vez hemos dicho cosas como “poco a poco, lo iré haciendo hasta lograrlo”. Sin embargo, quiero que sepas que, la palabra “poco”, significa escaso en cantidad o en calidad. Y además, “poco a poco” denota lentitud.

Lo ideal sería quitar de nuestra boca aquello que se incline hacia la escasez o la tardanza. Por eso, en vez de decir “poco a poco”, podrías decir “paso a paso”.

“Paso a paso, lo iré haciendo hasta lograrlo”, lo cual denota esfuerzo, seguridad y dedicación.

3. “Lo intentaré”

Cuando dices “lo intentaré”, de inmediato anuncias la posibilidad de fracasar, o que eso que te has planteado hacer, puede que no pase.

Por ejemplo, si alguien te dice “nos encontramos mañana a las 08:00 a.m.”, evita decir “intentaré llegar a tiempo”. En cambio, podrías decir “Seguro, estaré ahí” o “sin falta, estaré ahí”.

Si no puedes a esa hora, plantea otra, pero evita decir “lo intentaré”.

Al decir esta frase, programas tu mente para estar insegura o para colocar excusas. Las mentes brillantes, triunfadoras y seguras de sí misma dicen “lo haré”, “lo doy por hecho”, o sencillamente se replantean otras alternativas.

4. “Si Dios quiere”

Esta frase en realidad denota mucho conformismo y en ocasiones, se puede hasta mal interpretar como que si Dios, o esa divinidad en la que has decidido creer, posiblemente no quiera cosas buenas para ti.

Y quiero que entiendas una cosa, Dios siempre va querer lo mejor para ti, pues eres su creación más bonita y más preciada. Si dentro de ti existe un gran ímpetu por alcanzar lo que sueñas y anhelas, Dios siempre te va ayudar. Tenlo siempre presente.

5. “Es muy difícil, no puedo”

Recuerda que, nuestra mente es similar a un computador, en el cual existen dos procesos: la mente consciente y la mente inconsciente (o el subconsciente).

Cuando tu mente consciente dice cosas como “no puedo” o “es muy difícil”, frente a una tarea que debes hacer, tu mente inconsciente ejecutará esa orden; pero además, ésta se reprogramará a limitarse o a bloquearse cada vez que intentes realizar dicha tarea. Por ende, te costará un montón realizarla y la verás como algo que es imposible.

Una mujer dudando

Así que, evita decir “No puedo” y mentalízate en hacerlo, busca una forma de alcanzarlo, o dar lo mejor de ti. Si vez que te cuesta mucho realizar una tarea, tal vez, por ahora, puede que sea así. Sin embargo, si lo sigues intentando, persistes y no desistes diciendo “no puedo”, tarde o temprano la vas a lograr.

6. “Estoy muy viejo para esto”

Usar esta frase colocará en ti mucha negatividad, inutilidad y conformismo. Ten en cuenta que, nunca es tarde y nunca estás viejo para poder hacer algo.

Si tienes metas, estas te pueden brindar la energía y la emoción que necesitas para alcanzarlas. La clave está en soñar. Soñar en grande como niños y conseguir una estrategia que te permita ejecutar lo que desees lograr.

Confía en tus creencias, en lo que eres y en lo que has aprendido. Sí puedes lograrlo.

7. “Mi meta es…”

Muchas personas, por lo general, tienden a comentar sus metas con los demás. Y quiero que tengas presente una cosa…

Todos somos energía, cada quien irradia una energía, y así como hay buenas energías, también hay malas energías.

Hay personas que vibran energéticamente alto, pero hay otras que vibran energéticamente bajo. Entonces, si compartes tus planes con alguien más, corres el riesgo de que ese plan o esa meta caiga en oídos de personas que tal vez no vibran adecuadamente, o que no están en tu misma frecuencia.

Esto se presta para que, esas personas sientan incomodidad por lo que haces, hasta el punto de albergar sentimientos negativos como apatía, envidia, etc. Pero también puede suceder el caso de que haya personas que te quieran demasiado y busquen protegerte diciéndote cosas como “debes ser cuidadoso”, “eso se ve muy difícil” o “¿sabes?, deberías pensarlo, bien”.

Estas frases, por supuesto, generarán en ti miedo e inseguridad, provocando que vibres bajo y que sientas temor al querer emprender tus sueños. Por eso, es aconsejable, que mejor no comentes tus metas y que, sencillamente, trabajes por ellas. Hasta que poco a poco, los demás se den cuenta de lo que estás haciendo y logrando.

8. “Yo soy así”

En este mundo, cada quién es único y posee personalidad propia. Y aquí quiero hacer un paréntesis, ya que, si tu personalidad te ha permitido alcanzar lo que quieres, o transitar el camino correcto para lograr tus metas, ¡perfecto! Sigue entonces adelante, siendo como eres.

Pero, si eres consciente de que tu personalidad te está causando problemas para alcanzar esas metas que tanto deseas, plantéate cambiar, en vez de decirte a ti mismo y a los demás “yo soy así”.

Tienes como opciones seguir el camino del crecimiento personal o buscar ayuda con un profesional.

Recuerda también que, somos seres en constante cambio. Y al decir “yo soy así” te limitas a crecer, expandirte, aprender y evolucionar. Por lo tanto, aparta esta palabra de tu vida y busca mejorar cada día.

9. “No tengo fuerza de voluntad”

Esta frase suele ser usada demasiado cuando se debe seguir un régimen, bien sea de ejercicios, de alimentación, o de descanso.

Probablemente, debas ejercitarte, alimentarte mejor o levantarte temprano, pero empiezas a decir cosas como “No tengo fuerza de voluntad para hacerlo, me cuesta mucho”.

Hay que destacar que todos poseemos una fuerza de voluntad, la cual podemos activar siempre y cuando tengamos nuestros objetivos y metas claras.

Evita entonces decir esta frase y reprograma tu subconsciente para lograr eso que, por ahora, te parece difícil o imposible. Para ello, procura tener claro hacia dónde deseas llegar.

Un hombre pensando

Cuéntame, ¿qué te han parecido estas frases? ¿Dices algunas de ellas con frecuencia? Déjame tus comentarios al respecto.

Sin más, te recuerdo que en este espacio podrás encontrar muchos talleres y cursos que te ayudarán a crecer personal y espiritualmente, así que, ¿qué esperas? Aprovéchalos y suscríbete a ellos ya.

Que te vaya muy bien. Saluditos.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.com


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.