Construye hoy tu mejor versión. Tu yo del futuro te lo agradecerá

Construye hoy tu mejor versión. Tu yo del futuro te lo agradecerá
Comparte

Todos llegamos a este mundo como una pizarra en blanco… sin saber nada de nada. Nuestra capacidad o incapacidad para lograr metas, dependerá en gran manera de lo que aprendamos en la vida y de las decisiones que tomemos. En otras palabras, nuestro éxito está sujeto a esa habilidad que tengamos para desarrollar talentos y para construir nuestra mejor versión.

Si quieres llegar alto, necesitarás aprender. Necesitarás hacer y ser. Por lo tanto, Nunca dejes de estudiar y de mejorar cada día como persona. Siempre habrá espacio y tiempo para intentar crear una nueva mentalidad. Una mentalidad positiva, fuerte y triunfadora.

En este apartado, quiero ofrecerte algunas sugerencias de crecimiento personal que te ayudarán a construir tu mejor versión y alcanzar todo eso que te has propuesto en la vida.

¡Construye hoy, tu mejor versión!

Considero que, todos tenemos la facultad innata de crecer, desarrollarse y mejorar. Desafortunadamente, muchas personas no comparten la misma creencia. A lo mejor creen que la vida que tienen ahora mismo, es todo lo que conocen, o bien todo lo que podrán lograr.

Estas son las mismas personas que terminan colocando excusas a todo, que únicamente piensan en: «¿por qué no puedo lograr mis metas?». Son esas mismas personas que solo se enfocan en los problemas y no en la búsqueda de soluciones.

Obviamente esto obstaculiza su crecimiento y su capacidad de desarrollar nuevas habilidades. Lo que es peor, obstaculiza su propia felicidad.

Desde hoy, mentaliza lo siguiente:

Mi mente es realmente poderosa, así que, lo que pongo en ella lo haré realidad.

Tú eres la única persona que elige que poner en tu mente. Tú eliges si llenarla de cosas positivas (conocimientos, buenos pensamientos, sueños, etc.) o si llenarla de cosas negativas (quejas, malos pensamientos, preocupaciones, etc.).

Tu mejor versión

Ahora bien, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Qué cosas eliges agregar en tu mente a cada momento?
  • ¿Eliges cosas positivas o negativas?
  • ¿Te gusta jugar a lo seguro… o persigues lo que quieres sin importar los obstáculos?
  • ¿Te gusta acomodarte en tu zona de confort… o pruebas cosas nuevas de vez en cuando?

Tus respuestas, por supuesto, revelarán un poco cómo es tu mentalidad y la versión que estás construyendo de ti mismo. Si quieres subir de nivel en tu vida y crecer aún más, te sugerimos estas tres ideas que te ayudarán a forjar tu mejor versión:

1. Cuestiona a tu vocecita interna

Si tu mentalidad no crece, tu vocecita interna sí lo hará. Y con el tiempo tendrá mucho más peso y poder.

Esta vocecita te dirá las razones por las que no puedes lograr eso que sueñas y te sugerirá que es mejor que te quedes en tu zona de confort. Tú, sin cuestionártelo, mucho le harás caso.

El primer paso para forjar una mentalidad de crecimiento es reconocer esos pensamientos negativos que te dices a ti mismo a cada rato… ¡Debes reconocer a esa vocecita!

Aprende a escuchar lo que te dice y, sobre todo, aprende a cuestionar la validez de esas palabras. Pon en práctica lo siguiente:

La próxima vez que esa vocecita te diga algo como: “¿y qué pasaría si fallas?”. Tú respóndele: “¿Y qué pasaría si lo logro?”.

Esa vocecita no es un enemigo como tal y no trata de arruinar tu vida, aunque a veces lo parezca. En realidad, esa vocecita te está protegiendo del dolor y del sufrimiento, nada más que no lo hace de la forma correcta. Es como esos padres que no quieren que sus hijos se lastimen por nada del mundo. Sin embargo, en su afán de protegerlos también obstaculizan su crecimiento y su sano desarrollo.

Tu trabajo es cuestionar y no simplemente aceptar lo que te dice esa voz. Recuerda, no dejes que se adueñe de tu mente.

2. Desafíate a ti mismo

Cuando llevas tus capacidades al límite y te desafías a ti mismo para ver de lo que eres capaz, construyes tu mejor versión.

Desafíate

Obviamente, esto no significa que mañana mismo vas a asistir a un maratón de 10 km o que vas a ir a donde tu jefe y le vas a exigir un ascenso de cargo.

Tampoco significa que vas a invertir todos tus ahorros en un negocio que surgió de repente y del cual tú no estás bien informado. O que mañana mismo, sin ninguna habilidad social, te acercarás a 100 mujeres (o hombres) para pedirles su número.

¡Nada de eso!

Se trata de dar la bienvenida a esos desafíos que te hacen salir de tu zona de confort de vez en cuando. Se trata de ver esos desafíos como oportunidades de crecimiento y no como limitaciones.

El secreto está en comenzar con pequeños desafíos que te demuestren que es posible lograr eso que deseas, de forma que puedas ir viendo poco a poco cambios o mejorías.

Por ejemplo, ¿te gustaría tonificar tus músculos y verte más atractivo físicamente? Bien, ponte un desafío simple, como ejercitarte de 10 a 20 minutos todos los días durante una semana.

¿Quieres atraer más hombres o mujeres? Entonces, ponte un desafío simple, como saludar a uno o dos desconocidos en la calle… ¡Cosas así!

El punto es que no te atormentes con desafíos enormes que tu mente aún no puede manejar. Más bien, empieza con algo simple y crea poco a poco una mentalidad de logro.

3. Aprende a ver los fracasos como oportunidades de aprendizaje

No todo siempre sale como uno quiere, como uno lo espera o como uno lo hubiera imaginado. Y cuando esto ocurre, tienes dos opciones:

  1. Agazaparte y llorar como un niño.
  2. Aceptar que las cosas pasan y que puedes hacerlo mejor la próxima vez.

Déjame decirte lo siguiente y no con el fin de desmotivarte:

Fallarás más veces de las que crees o de las que puedas contar.

Ahora bien, no estás solo. Todos fallamos en mayor o menor grado. Eso forma parte de la vida. Pero, la forma en cómo abordemos los fracasos nos ayudará a forjar una mejor mentalidad.

Hay personas, por ejemplo, que dejan que sus fracasos definan quienes son en la vida. Pero, si tú eres una persona que se esfuerza por construir su mejor versión, verás entonces al fracaso como una oportunidad para levantarte, sentir curiosidad, analizar y avanzar.

Ten presente que, las personas de éxito son las que usan los fracasos de forma constructiva. Y la verdad es que, si no estás fracasando o si no estás fallando, es porque simplemente no lo estás intentando.

Recuerda: cometer errores está bien, pues esta es una forma muy poderosa de aprender, de descubrir cómo funcionan las cosas, de qué es bueno y qué no es bueno. La clave es no rendirse jamás.

Éxito

El mensaje es claro y tiene que ver con el título de esta publicación: ¡Construye hoy, tu mejor versión! Tu yo del futuro te lo agradecerá.

Un saludo cordial

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Ingeniero de Telecomunicaciones. Mi fuerte es la tecnología, aunque aquí escribo sobre crecimiento personal y lo que sé de psicología. Fiel creyente del "todo es posible en esta vida" 🌻💪🏻

2 thoughts on “Construye hoy tu mejor versión. Tu yo del futuro te lo agradecerá

Comments are closed.