Mereces un amor completo para ti

Mereces un amor completo para ti
Comparte

Bueno… Les adelanto el final: Todo parte del amor propio…

Pero desarrollemos un poco este tema de “un amor completo”… Muchas personas se conforman con recibir amores a medias o lo que llamamos migajas de amor. Evidentemente, o quizás no tan evidente, nuestra capacidad de amar es ilimitada, incluso de amar a muchas personas, aun cuando no estemos acostumbrados. Sin embargo, no tenemos energía, ni tiempo ilimitado como para dedicarnos de igual manera a todas las personas que amamos.

Esto tiene que ver con la posición que cada quien ocupa en nuestras vidas y la importancia que le damos a nuestros afectos. La mayoría de nosotros cuando ama, espera amor de vuelta, la reciprocidad, aunque no sea una condición hace de las relaciones algo más equilibrado y si se quiere, justo.

El detalle es que muchas veces no vamos a recibir lo que queremos de quien queremos… y si estamos bien cuando esto ocurre, pues bien, no pasa nada, seremos inmunes a todo tipo de frustración generada normalmente por la no correspondencia del amor o por el incumplimiento de las expectativas.

Pero si somos un poquito más ajustados a la norma… no nos sentiremos satisfechos dando amor a quien no está dispuesto a retribuirnos de la manera en que deseamos. Ahora, ¿de quién sería el inconveniente?

¿De nosotros por no amar libre de expectativas y frustrarnos al no recibir lo que nos gustaría?

¿Del otro, por darnos lo que a fin de cuentas desea?

Pues yo opino que si nos genera malestar, el inconveniente es nuestro, porque tenemos solo dos opciones:

  • Aceptamos lo que el otro nos ofrece.
  • Nos retiramos y vamos tras lo que queremos y pensamos que podemos conseguir en alguien más.

Obviamente está las opción más masoquista de todas y tristemente por la cual muchos de nosotros terminamos decidiendo: quedarnos allí, donde nos sentimos malamados, no correspondidos, esperando que el otro cambie o peor, cambiarlo nosotros mismos, con el fin de que en algún momento nos dé aquello que queremos.

Hay muchas maneras de amar, unas más sanas, unas más evidentes… incluso podemos decir que el amor jamás hace daño, pero esto es una verdad parcial, porque si bien es cierto el amor es la energía más pura y sagrada que existe, pues también lo es el hecho de que cada quien tiene su manera de dar e incluso de recibir. Si a mí no me gusta el amor que tú me das, me voy a sentir lastimada, aun cuando tú consideres que me estás ofreciendo lo mejor de ti.

Luego, el amor no lastima, pero el proceso de darlo y recibirlo, sí nos puede lastimar.

Partiendo de todo esto, cada uno de nosotros, más allá de merecer un amor completo, merece un amor que le satisfaga y mientras más nos amamos a nosotros mismos, menos expectativas colocamos en los demás, mientras más nos damos, menos necesitamos del exterior, mientras más nos cuidamos, menos protección necesitamos… Y es así como el amor propio y nuestra relación con nosotros mismos, toma nuevamente el protagonismo.

Tú no tienes que pelear por amor, ni competir por amor, ni conformarte con lo que consideras son las sobras del amor de alguien. Tú no tienes que quedarte en un sitio donde te sientes incómodo, donde sientes incertidumbre, donde te sientes maltratado. Pero hasta que no entiendas el porqué estás viviendo esa experiencia, no te será sencillo ni mantenerte allí sin que te afecte, ni alejarte sin que sientas miedo o apegos por aquello con lo que no te sientes feliz, pero que no estás dispuesto a soltar. El amor completo, que quieres y mereces, comienza en ti.

Por: Sara Espejo – Reencotrate.Guru


Sara Espejo

One thought on “Mereces un amor completo para ti

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies