Encuentra la paz en los momentos oscuros de tu vida

Encuentra la paz en los momentos oscuros de tu vida
Comparte

Es fácil sentirse tranquilo y positivo cuando el sol brilla y la vida sigue su curso fácil…pero es totalmente diferente cuando estás solo, asustado, enfermo o tan cansado, que tienes problemas para levantarte de la cama por la mañana. Los momentos oscuros de la vida no son fáciles.

A lo largo de mi vida, he logrado conocer lo que es pasar por momentos difíciles. Sé lo que es sentirse exhausto y sin esperanza, pero también he aprendido que es posible encontrar momentos de paz y luz bajo las circunstancias más difíciles. Tú también puedes.

“La mente puede ir en mil direcciones, pero en este hermoso sendero, yo camino en paz. Con cada paso, el viento sopla. Con cada paso, florece una flor.” ~Thich Nhat Nanh

Encuentra la paz en los momentos oscuros de tu vida

Estas seis técnicas que describo a continuación, me han ayudado a encontrar la luz cuando las cosas se tornan difíciles. Espero que te traigan la misma sensación de paz y tranquilidad que a mí.

1. Deja de fingir que todo está bien.

Si las cosas no van bien, reconócelo. Deja de juzgarte por sentirte cansado, ansioso o miserable. En lugar de gritarte a ti mismo por no ser optimista ante los conflictos, habla contigo mismo con la misma comprensión y respeto que usarías para apoyar a tus amigos y familiares.

Dí a tí mismo que tienes todo el derecho de sentirse de la manera en que te sientes ahora mismo, pero que los sentimientos son como la marea… van y vienen. Y mientras las cosas están difíciles hoy, tú también lo estás. Has pasado por momentos difíciles antes. Superarás esto, y mañana será un mejor día.

2. Date el regalo de vivir una hora a la vez.

Cuando te encuentres en un momento difícil, y te agobie el miedo de no tener la fuerza para superarlo, acepta la idea de vivir tu vida hora a hora… y eso lo cambia todo, te lo aseguro.

Así es como funciona: Digamos que son las 1:00 PM en el lugar donde te encuentras, entonces todo lo que tienes que hacer es concentrarte en hacer las cosas lo mejor que puedas hasta las 2:00 PM. Eso es todo. No tienes que preocuparte por lo que hay para cenar mañana por la noche ni por la cita que tiene el próximo martes, o por cómo vas a reemplazar tu auto viejo.

Sólo tienes que pasar bien esta hora, con la seguridad de que la siguiente y todas las horas posteriores, se ocuparán de sí mismas.

Suena sencillo, pero vivir así me ha ayudado a pasar mejor los momentos más duros. Adelante, inténtalo, y mira cómo este cambio puede hacer que ese momento difícil pase fácilmente sin darte cuenta.

3. Concéntrate en amarte a ti mismo.

Este es el momento ideal para tratar tu cuerpo y espíritu con un cuidado especial, dedicado y amoroso. Escucha tu cuerpo y dale lo que necesita para mantenerse saludable. Asegúrate de descansar lo suficiente, ve a la cama temprano, duerme una siesta. Tómate una tarde libre y haz algo que alivie tu corazón. Sal a caminar por el bosque, ve a la playa o lee un buen libro.

Come lo mejor que puedas, pero no te castigues si comes un pedazo extra de dulce de leche. Muévete! Sé tan activo que tu cuerpo te lo agradezca. Ten en cuenta que una caminata de diez minutos o un poco de estiramiento suave pueden mejorar tu estado de ánimo. Apoya tu salud y tu espíritu con palabras y acciones amorosas a lo largo del día.

Recuérdate todo el día cuántas razones tienes para amarte a ti mismo. Mi forma favorita de cuidarme cuando las cosas son difíciles es tomar un baño o una ducha caliente. Me encanta tomarme un tiempo a solas para nutrir mi cuerpo y mi espíritu. Me encanta relajarme y dejar que el agua se lleve mis preocupaciones. Para mí, el baño es la manera perfecta de terminar un día duro.

4. Ponte a trabajar.

No te quedes sentado preocupado, haz algo. Incluso si no tienes mucha energía, puedes encontrar algo pequeño que hacer para mejorar tu vida.

Limpia un cajón o un armario. Lee algo. Aprende algo. Empieza un proyecto, termina un proyecto. Tejer, jugar, construir, trabajar en el jardín, escribir, explorar, dar, compartir.

Me gusta dar un paseo o ir a la cocina a cocinar algo, pero no importa lo que hagas. Lo que importa es que tomes una pequeña acción para volver a sentirse mejor.

5. Sé agradecido.

Tómate un tiempo todos los días para concentrarte en todas las cosas maravillosas que ya tienes en tu vida.

Aunque sientas que no tienes nada por lo que estar agradecido, te aseguro que estás rodeado de una abundancia infinita. El truco es buscar los pequeños detalles de tu día, los momentos de alegría inesperada, el color, el sonido y la belleza del mundo que te rodea. Encuéntralos y luego festejalos a todos con el corazón lleno.

A medida que pase el día, busca cosas que te hagan sentir bien. Disfruta de cosas como la calidez y la comodidad de una colcha alrededor de tus hombros, el ritmo de su música favorita, el esplendor del cielo de la mañana, la jugosa dulzura de una manzana crujiente.

Mira cuántas de estas cosas increíbles puedes encontrar. Haz un juego que conste en encontrar más de esas cosas hoy que ayer. Juega el juego con la gente que te rodea y observa cómo esta simple actividad cambia tu vida.

tus momentos oscuros

Si todavía tienes problemas para encontrar las bendiciones en tu vida, completa estas frases:

  • Me gusta ver…
  • Me gusta escuchar…..
  • Me gusta hacer…..
  • Me gusta saber que…
  • Me gusta estar con…..
  • Estoy tan contenta por…..
  • Me encanta……
  • Estoy tan contenta de poder…
  • Estoy agradecido por….
  • Estoy deseando…

Cuando empieces a buscar y a hablar de cosas por las que estás agradecido, comenzarás a dar la bienvenida a más de esas cosas maravillosas en tu vida.

6. Mira hacia arriba y respira.

Finalmente, cuando estés ansioso, deprimido, o en el límite tu paciencia, todo lo que tienes que hacer para sentirte mejor al instante es mirar hacia arriba. Simplemente levanta la mirada hacia el cielo o el techo o lo que sea que esté sobre tu cabeza. Tómate un momento para sentir una conexión con el universo.

Luego respira profundamente desde tu plexo. A medida que continúas respirando profundamente, siente una sensación de relajación que comienza desde tus hombros y se extiende por tu columna vertebral. Siente que tus músculos se ablandan a medida que una sensación de felicidad llena tu cuerpo.

Con tu próxima inhalación, repite la frase: “Ahora lleno mi cuerpo de paz y luz”. Al exhalar, siente cómo tu cuerpo se suaviza y se relaja mientras te repites a ti mismo: “Suelto el peso del miedo y la preocupación”.

Repite hasta que estés completamente relajado. Luego lleva esa sensación de paz a tu día, sabiendo que puedes repetir esta técnica tantas veces como desees para traer esta sensación de paz a tu corazón, sin importar lo que esté sucediendo a tu alrededor.

Puede que no sea posible evitar los momentos oscuros en la vida, pero siempre es posible traer algo de luz a esa oscuridad y paz a tu alma, eligiendo la aceptación, la gratitud, el enfoque y el amor.

Por: Loubna Hatem ∼


Loubna Hatem

5 thoughts on “Encuentra la paz en los momentos oscuros de tu vida

  1. Me encantó toda la información, super interesante, rico poder poner en práctica todos estos temas ,mil y mil gracias.

Comments are closed.