No te quedes esperando que un mentiroso cambie – Rasgos que lo caracterizan

No te quedes esperando que un mentiroso cambie – Rasgos que lo caracterizan

El perfil del mentiroso se construye.

Una mentira no tendría ningún sentido a menos que sintiéramos la verdad como algo peligroso. – Alfred Adler

Cuando una persona se acostumbra a mentir, cuando utiliza el engaño como recurso indispensable en su comunicación, resulta complicado que coloque su marcha en reversa y decida asumir las consecuencias de las verdades de su vida.

Mentir no solo representa decir algo que sabemos que no es cierto, también una verdad a medias es una mentira. El sustraer información con un propósito determinado es una de las maneras más comunes de engañar. De hecho mientras más parecida a la verdad sea la mentira, menos posibilidades hay de descubrirla.

Un buen mentiroso sabe que la mentira más efectiva es siempre una verdad a la que se le ha sustraído una pieza clave. – Carlos Ruiz Zafón

Muchas personas se sienten amenazadas por lo que puede derivar de una verdad.

Normalmente mentimos por alguna de estas causas:
  • Miedo a no ser aceptados.
  • Querer proteger a alguien.
  • Miedo a perder algo o a alguien.
  • Necesidad de control o manipulación.
  • Miedo a la burla o la crítica.
  • Pobre autoimagen.
  • Intención de postergar o evitar un conflicto.

mentiroso

Y aun cuando la mayoría de nosotros miente en mayor o menor escala, la mentira nunca es bien vista al estar al descubierto, además de que generalmente una mentira descubierta se trae una cola larga de ellas consigo. Se le suma la decepción y la fractura de la confianza a los efectos que se intentaron evitar diciendo una mentira o disfrazando una verdad.

Ojalá resultara cierto el hecho de que tarde o temprano una mentira se descubre… Lamentablemente esto solo se basa en un universo, estadísticamente hablando, en el que las mentiras efectivamente se descubren. Sin embargo, la realidad es que hay muchas mentiras “exitosas” que jamás llegan a descubrirse.

Los mentirosos de oficio no siempre llevan la batuta en el grupo que se caracteriza por no ser descubierto. Ellos llevan en su perfil características que aun no siendo exclusivas de los mentirosos, la presencia de varias de ellas nos puede hacer sospechar de las palabras pronunciadas por ellos.

Veamos algunos de esos rasgos que se hallan en los mentirosos:
  • Inteligentes: Un buen mentiroso debe manejar mucha información, debe saber en qué momento comunicarse y en especial en qué momento es necesario mentir. Su mente trabaja muy rápido en la creación de ideas y salidas que pueden no haber estado contempladas en el plan original.
  • Observadores: El mentirosos estudia su terreno, detalla cada reacción en el otro y antes de abrir su boca se aseguran de que todas las piezas estén colocadas para soportar su mentira.

  • Calculadores: Normalmente hay un plan detrás de sus mentiras o al menos una intención definida, incluso en esas pequeñas mentiras que parecen inofensivas y sin mayores efectos directos y colaterales.
  • Excelente memoria: Un buen mentiroso debe poder ser capaz de recordar lo que ha dicho en todo su historial de mentiras… Si a veces recordar lo que hicimos, lo que ocurrió en un momento determinado puede resultar complicado, imaginemos cuando lo que hemos dicho solo es un invento de nuestra mente.
  • Egoístas: Normalmente un mentiroso habitual busca continuamente beneficiarse a través de sus mentiras, sin importar mucho qué efectos puedan generarse sobre los demás. Quien solo se preocupa por sí mismo, lastima a los demás sin darse cuenta y peor aún sin que le importe mucho.
  • Serenos: Un buen mentiroso te podrá mirar a los ojos sin titubear en ningún momento, mientras de su boca sale cualquier tipo de engaño. Normalmente están calmados, estado ideal para generar las mentiras, evitando cualquier reacción que ponga en juego el engaño en curso.

  • Seguros de sí mismos: Las mentiras pueden provenir de cualquiera, pero para una persona insegura, las mentiras son difíciles de pronunciar, ya que siente dudas de equivocarse, a ser prontamente descubierta y a no poder mantener la mentira. Mientras que las personas seguras, se apoderan de la mentira y la comunican de la mejor manera.
Que la verdad siempre prevalezca

Ciertamente estas características no necesariamente están asociadas a un mentiroso, pero cada mentiroso debería tenerlas.

Un mentiroso debe entender que la verdadera amenaza debería ser perder la confianza que alguien depositó en él, que una imagen quebrada es muy difícil de reparar y que la mayoría de las veces el descubrir una mentira puede resultar más doloroso que cualquier verdad.

Hay mentiras piadosas, cada uno las tratará de acuerdo a su criterio y la necesidad a cubrir. Pero en reglas generales la verdad debe reinar en las relaciones. La transparencia y la honestidad son valores que deben respaldar nuestras palabras y el tener a alguien cerca cuya conducta escogida sea la que se deriva del engaño, siempre terminará por lastimar.

Así que más allá de lo que nos gustaría ver y escuchar, se encuentra lo que conforma la realidad, la verdad y quien se mantenga habitualmente colocarnos al margen de la misma, merece sin duda resultar descubierto.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.com


Sara Espejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies