TEST PSICOLÓGICO: ¿Qué tipo de personalidad posees?

TEST PSICOLÓGICO: ¿Qué tipo de personalidad posees?
Comparte

En esta ocasión, traemos para ti un test psicológico que te ayudará descifrar el tipo de personalidad que posees.

Ya lo dicen los psicólogos:

Conocerse a uno mismo es importante.

Y efectivamente, conocerse a sí mismo, es quizás el primer y más importante paso para descubrir hacia dónde queremos llegar, o qué podríamos hacer para lograrlo.

Así que, ¿te gustaría conocerte un poco más?… Si es así, este test es para ti. Solo deberás responder una simple preguntica para descubrir qué tipo de persona eres en realidad y qué virtudes deberías utilizar a tu favor para alcanzar tus metas.

Sin más preámbulo, ¡Comencemos!

¿Qué tipo de personalidad posees?

Presta atención… la situación es la siguiente: Has recibido una nota anónima que dice así:

“¡Te espero a tal hora y en tal lugar!… es de vida o muerte”

Cuando llegas al lugar de la cita te encuentras con una sala completamente vacía, en la que solo hay una puerta y está cerrada…

Puerta

Bien… ¿Cómo actuarías?, observa la siguiente imagen:

Personalidad

Elige el personaje que se asemeje más con la reacción que tú tendrías y descubre tu tipo de personalidad:

1. Golpeas la puerta

Eres una persona bastante sencilla e inocente. No le sueles dar demasiadas vueltas a las cosas.

Asimismo, eres una persona capaz de aceptar las cosas como son y sin perder la calma. Eso te da mucha ventaja respecto al resto de personas.

Posees una inmediata claridad a la hora de analizar las cosas y no te preocupas por lo que suceda a menos que sea verdaderamente necesario.

En fin, siempre encuentras la solución más sencilla a los problemas más difíciles. Tu capacidad de resolución hace que las personas que te rodean se sientan seguras a tu lado.

Eso sí, en ocasiones, te falta un poquito de impulso. Puedes llegar a ser un poco conformista y prefieres la seguridad que los desafíos.

Ten en cuenta que, si logras salir de tu zona de confort y reconocer que tienes mucho más potencial del que crees, podrás llegar muy lejos.

2. Gritas y haces un escándalo

Eres un poco dramático, aunque eso, no es del todo malo.

Las cosas que suceden a tu alrededor nunca te son indiferentes, lo que hace que seas una persona empática, apasionada y deslumbrante.

Eres la clase de persona que no ignora a nadie. Y tienes una personalidad ruda y magnética a la que no le cuesta atraer las miradas de los demás.

Sin embargo, a veces te pasas de temperamental y no tienes límites. Te gusta tener el dominio de las situaciones y te desequilibras si las cosas salen como esperabas.

Tu mayor desafío es aprender a mantener la calma cuando las situaciones lo requieren.

3. Intentas entrar a la fuerza

Eres una persona muy decidida y segura de ti misma. Confías en tus capacidades y no sientes miedo. Aunque, de vez en cuando, eres algo impulsivo y no te detienes a pensar las cosas dos veces.

Actúas con el corazón y eso, por lo general, es bueno. Pero a veces, las cosas no salen bien y no entiendes el porqué. Sin embargo, esto último sucede porque has analizado bien las cosas, sino que simplemente has actuado.

Si quieres llegar lejos en la vida, tendrás que mantener esa confianza que te caracteriza y siempre escuchar a tu corazón. Hay quienes llaman a esto, el poder de la intuición. No obstante, si quieres realmente destacarte en la vida, es importante que entiendas que a veces es necesario reflexionar antes de actuar, así sea un poquito.

Incluso, si logras complementar tu valentía con tu mentalidad, no tendrás límites.

4. Intentas escuchar lo que hay del otro lado.

Eres una persona sumamente precavida y no te gusta dar un paso en falso. Eres de ese tipo de personas que necesita tener suficiente información antes de actuar.

Por otro lado, eres muy intelectual y no sueles errar en tus decisiones. Si tomas una decisión es porque estás completamente seguro.

Sin embargo, tienes un problema… a veces, tardas demasiado en estar seguros. Tu perfeccionismo te lleva a necesitar siempre que las cosas se den de la mejor manera posible y cuando algo no sale como esperabas, te cuesta reaccionar.

Ten presente lo siguiente: Para conseguir tus propósitos, no siempre debes tener toda la información. Confía más en ti y en tu intuición y verás que lograrás todo eso que te propongas.

Duda

¿Y bien? ¿Cuál es tu tipo de personalidad?

Háznoslo saber en los comentarios.

Ya para finalizar, te recuerdo que, en este espacio, encontrarás una serie de herramientas, talleres y cursos que pueden ayudarte con tu crecimiento personal y espiritual… ¡Échales un vistazo aquí!

¡Saludos!

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.