Si no te gusta la historia de tu vida, habla con el autor

Si no te gusta la historia de tu vida, habla con el autor
Comparte

A veces nos quejamos de la vida que tenemos, de hecho no a veces, sino con muchísima frecuencia, pero poco hacemos para generar cambios y escribir una nueva historia. Actuamos como si otro tuviese el poder de controlar y hacer de nuestras vidas algo distinto, o si algo o alguien más fuese el responsable de lo que hemos estado viviendo, sin ponernos a pensar que somos nosotros los únicos que podemos generar cambios.

Debemos enrumbarnos hacia lo que queremos que esté presente en nuestras vidas, quitar cualquier barrera que hayamos tenido la idea de colocar entre aquello que somos y lo que queremos. Para ello debemos comenzar hablando con nosotros mismos acerca de lo que somos, lo que hemos alcanzado y lo que queremos.

Esto debe ser un diálogo honesto, que no busque culpables en otros lados, que no se tranque y que fluya para nuestra mayor conveniencia. Debemos tener claro que estamos donde estamos hoy por los pasos que hemos dado, por las decisiones que hemos tomado, por los pensamientos que hemos alimentado y por la vibración que hemos emitido.

Solo nosotros hemos podido hacer todo eso. Cada una de las cosas que está presente en nuestras vidas ha sido atraída por nosotros o acordada para algún fin. Y esto no debe ponernos en nuestra contra si estamos viviendo lo que consideramos un desastre de vida, en lo absoluto. Siempre hacemos lo mejor que podemos con los recursos con los que contamos. Lo que debemos hacer es alegrarnos por tomar consciencia de que lo que nos ocurre lo generamos nosotros y podemos comenzar a generar desde ya cosas diferentes.

¿Qué sería lo primero que debemos hacer?

Incluso antes de determinar hacia dónde queremos ir o qué queremos alcanzar, lo primero que vamos a hacer es revisar lo que anidamos en nuestras mentes de manera habitual. Nos vamos a convertir en guardianes de nuestros pensamientos y vamos a procurar mantener alejados todos aquellos que nos hagan sentir mal, ya que ellos resultarán determinantes a lo largo de toda nuestra historia.

Nuestra mente es especialista en hacernos sentir mal, podemos estar es un estado anímico positivo y una sola imagen puede tener un efecto devastador en nosotros, incluso cuando no podemos hacer nada con esa avalancha de pensamientos que se pueden desencadenar, cargados de las hormonas del miedo, de la intranquilidad, de la tristeza o de la rabia…

Es por ello que debemos idear un mecanismo para apartarnos de esa inyección de pensamientos que nos llevan a menos, algo que apenamos inicie el ciclo, podamos activar. Podemos pronunciar un mantra repetidas veces en nuestra mente, por ejemplo: mis pensamientos están a mi favor. Podemos concentrarnos en alguna tarea que podamos hacer de manera inmediata, acomodar un cajón, maquillarnos, leer un libro, buscar memes en el celular… O bien podemos simplemente observar, como si no nos pertenecieran esos pensamientos, mientras menos identificados estemos con ellos, menos actos de aparición harán.

Diseñando un plan

historia

Como autores responsables de nuestra historia, nos vamos a tomar un tiempo para definir, si no lo sabemos aún, qué nos gustaría hacer con nuestras vidas, hacia dónde queremos llegar y vamos a ignorar todas las voces, internas o externas que nos asomen la idea de que eso no es posible.

Una vez claro hacia dónde queremos ir y la capacidad que iremos desarrollando de controlar nuestros pensamientos, nos vamos a imaginar viviendo la vida que queremos todos los días, el tiempo que podamos. Le estaremos dando a nuestra mente las coordenadas para ubicarnos allí, no importa cómo, nuestra única tarea será eliminar lo que en nuestra mente nos hace pensar que no podemos estar allí. Debemos ser cuidadosos porque creamos, estemos conscientes de ello o no. Una vez creado en nuestras mentes, no habrá manera de que no ocurra en nuestras vidas.

Preocuparte es usar tu imaginación para crear algo que no quieres. – Abraham Hicks.

Es por ello que debemos ser cuidadosos con lo que albergamos en nuestras mentes.

Siempre puedes escribir una nueva historia, utilizar un lienzo nuevo, recomenzar… Solo tienes que decidir cambiar y mirar cómo el Universo te escucha y colabora con tu creación.

Por: Sara Espejo – Reencontrate.com

Suscribite para recibir nuevos articulos.

Sara Espejo

One thought on “Si no te gusta la historia de tu vida, habla con el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros artículos por correo? Dejanos tu e-mail:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies