Estar solo no es malo, muchas veces es necesario

Estar solo no es malo, muchas veces es necesario
Comparte

Seguramente alguna vez te ha pasado de terminar una relación y sentir que tu mundo se venía abajo. Creemos que la soledad es terrible; pero a pesar de muy difícil que sea, estar solo alguna vez, es necesario.

Muchas veces perderse, es la mejor manera de encontrarse a uno mismo.

Aunque no es fácil de entender, nuestro tiempo a solas es muy valioso. La soledad muchas veces nos ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva y nos da las herramientas necesarias para poder valorar nuestro tiempo.

4 motivos para valorar el estar solo

Es común que intentemos todo el tiempo llenar nuestro tiempo y evitemos encontrarnos a nosotros mismos. Pero no te vayas y sigue leyendo, a continuación voy a dejarte razones por las cuales debemos aprender a valorar el rato que tenemos con nosotros mismos.

La soledad nos obliga a encontrarnos con nosotros mismos

Cuando pasamos la mayoría de nuestro tiempo en pareja o rodeados de gente, nos descuidamos. Y eso, no debería de pasar ya que ponernos un escalón más abajo, nunca tiene que ser una opción.

Por eso cuando nos chocamos con la soledad, con nosotros mismos, lo ideal es pensarlo como una advertencia. Nos estamos perdiendo y es tiempo de volver a encontrarnos. El tiempo a solas te obliga a buscarte otra vez, a rescatarte; aprovéchalo.

A veces estamos rodeados de gente y aún así nos sentimos solos

Estar solo no es tan malo. Peor es estar con alguien y sentirse solo.

Al evitar encontrarnos con nosotros mismos y pasar tiempo solos, hace que dejemos de conocernos. Y cuando esto pasa, es muy difícil no sentirse solo aún estando con alguien. Es imposible pretender que nos valoren y que nos respeten, si ni siquiera nosotros mismos lo hacemos.

Una vez que estamos obligados a encontrarnos, a realizar una introspección, todo cambia. Empezamos a identificar nuestros gustos, las cosas que no nos gustan, nuestros límites. Cuando por fin nos damos el tiempo necesario para conocernos, para valorarnos, los demás van a poder hacerlo también. Y ahí, no te vas a sentir solo.

Tú manejas tu propio tiempo

Debemos ver la soledad como una gran posibilidad. A veces por amor al otro, aceptamos vivir cosas que en el fondo sabemos que no nos benefician, o no nos aportan cosas positivas a nuestra vida. Por lo tanto cuando nos encontramos con un tiempo solos, nos damos cuenta que somos quienes manejamos el curso de nuestra vida.

Es importante saber valorar esta oportunidad ya que nos encontramos con la libertad de vivir tal y como queremos. Somos quienes decidimos qué hacer, donde hacerlo, y en qué momento. Experimentaremos millones de experiencias nuevas que nos ayudarán a conocernos.

Fortalece nuestra confianza

El tiempo a solas nos permite ponernos a nosotros como centro en nuestra vida, a establecer nuestras propias prioridades. En cierto punto, la soledad nos anima a sanar nuestras partes rotas, a completarnos. Además, nos prepara para amar y para que nos amen, pero de una forma sana.

Una vez seguro de nosotros mismos, con las ideas claras de nuestra persona, somos capaces de dejar entrar a los demás en nuestra vida. Si sabemos estar solos y disfrutamos del encuentro con uno mismo, vamos a poder relacionarnos sin depender emocionalmente del otro.

Por eso no te asustes. Si alguna vez estas con alguien y te sientes solo, o estas atravesando una ruptura de pareja, es clave que mires las cosas desde otra perspectiva. A veces lo que crees que va a hundirte por completo, puede llegar a ser la oportunidad que necesitas. Pensemos a la soledad como un grito de nuestro interior, que nos pide que nos cuidemos y nos valoremos a nosotros mismos.

Por: Sara Martinez – Reencontrate.guru


Sara Martinez