4 miedos que te impiden alcanzar tus sueños y anhelos en la vida

4 miedos que te impiden alcanzar tus sueños y anhelos en la vida
Comparte

En este apartado, vamos a hablar acerca de 4 miedos comunes que nos alejan de nuestros sueños, metas o de esa vida que anhelamos y deseamos tener.

Los miedos son algunas de las principales causas que, por lo general, dificultan el hecho de que una persona quiera vivir la vida a su máximo potencial.

Incluso, se podría decir que, hoy en día, muchos no viven la vida que desean, sino la que aparentemente “les ha tocado vivir”.

¿Consideras que este es tu caso?

Pregúntate y medita al respecto… ¿vives la vida que deseas o “la que te ha tocado vivir”?

4 miedos que te impiden alcanzar tus sueños

Más allá de hablar de ellos, vamos a darte también algunas recomendaciones para que poco a poco puedas superarlos o afrontarlos:

1. El miedo al cambio

Este es un miedo muy común en muchas personas. Aquí, alguien puede decir cosas como: «No tengo la vida que deseo, pero tampoco estoy tan mal» o «Tengo lo necesario, no me hace falta nada más, así que, sería muy arriesgado que inicie algo nuevo… aquí al menos estoy sobreviviendo».

Miedo al cambio

Parece mentira, pero, este es un miedo que mantiene a muchas personas estancadas, bloqueadas o atascadas donde están. Esto, por supuesto, es entendible, ya que no es fácil dejar un trabajo fijo en el que al menos estás obteniendo algún tipo de ingreso, y empezar de la nada a buscar otro trabajo nuevo o relacionado con lo que más te guste.

Sin embargo, ten presente una cosa:

Las mejores memorias de tu vida las vas a encontrar en esos momentos donde decidiste tomar nuevos rumbos.

Si deseas perseguir tus sueños y sabes que no los vas a lograr haciendo lo mismo de siempre, tarde o temprano vas a tener que tomar una decisión al respecto. Si crees que lo que haces tiene poco sentido, no te sientes cómodo o feliz con ello y no obtienes los resultados que esperas, es momento de que medites y empieces a hacer cambios.

2. El miedo a no ser capaz de lograr algo

Y sí, el miedo a no ser lo suficientemente capaz de lograr las cosas, te alejará completamente de tus sueños. En este punto, llegarás a decirte cosas como: «Tengo muchos sueños, pero siento que no tengo la capacidad para alcanzarlos» o «Otros han logrado sus sueños, pero ese no será mi caso, pues tengo muchas limitaciones».

Al igual que el miedo anterior, este también paraliza y no permite avanzar. Aunque, en realidad, es un miedo que únicamente ha sido infundado por los demás o por creencias limitantes que poseemos y que nos impiden seguir adelante.

Recuerda que, todos tenemos el potencial para ser mucho mejores de lo que fuimos anteriormente. Por lo tanto, un ejercicio útil y sencillo que puedes poner en práctica cuando surja este miedo es pensar en todos los obstáculos que has superado durante toda tu vida. Piensa en lo creativo que has sido para resolver tus problemas e impúlsate en ello a la hora de querer avanzar.

No permitas que el miedo o las creencias limitantes te hagan sentir pequeño y te alejen de aquello que quieres.

3. El miedo al trabajo duro

Aquí, lo más probable es que la persona piense cosas como: “Anhelo tener una mejor vida, pero sé que ello va a implicar que tenga más responsabilidades, un mayor compromiso y menos libertad”.

Ahora bien, la persona aquí, no le tiene miedo al trabajo, sino al dolor que piensa que va a experimentar al tener que llevarlo a cabo.

Miedo a trabajar duramente

En este punto, lo mejor que puedes hacer es cambiar poco a poco tu mentalidad… pero, ¿cómo lo haces?

Bien, todo está en tu forma de pensar… Por ejemplo, piensa que lo que en este momento parece un trabajo difícil, o incluso aburrido, tarde o temprano se convertirá en algo que disfrutarás.

Si tienes claro hacia dónde quieres llegar, lógicamente tendrás que trabajar; pero eso sí, sentirás menos fastidio, pues estás haciendo algo que te realmente te gusta y disfrutas.

4. El miedo a establecer metas ambiciosas

Este miedo tiene que ver mucho también con creencias limitantes. Lo más probable es que termines diciendo cosas como: «Lo mejor para empezar es establecer metas pequeñas».

El problema está en que muchas de esas metas pequeñas, en realidad no son del todo inspiradoras y no serán una invitación a dar tu mejor esfuerzo. Una meta pequeña, por lo general, no te exigirá y no sacará de ti, todo lo que tienes para dar.

Así que, plantéate metas poderosos y que saquen lo mejor de ti. Y no lo veas imposible, impúlsate a alcanzarlas, poco a poco.

Vencer a los miedos

¿Podemos superar estos 4 miedos?

¡Por supuesto que sí! Como bien se analizó aquí, todo está en nuestra mente y en cómo decidamos afrontar la vida… Así que, ¡Tienes trabajo pendiente!

Un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies