¿No tienes amigos?, Estas podrían ser las razones…

¿No tienes amigos?, Estas podrían ser las razones…
Comparte

Hacer amigos una vez que se es adulto, no suele ser una tarea fácil. Es muy diferente a cuando se era solo un niño.

Los requisitos para formar nuevas amistades suelen ser mayores cuando se ha alcanzado cierto grado de madurez. Esto sucede incluso con las amistades que ya tenemos.

Si observamos, por ejemplo, que el comportamiento de una persona es perjudicial para nosotros, lo más seguro es que queramos distanciarnos de ella.

Ahora bien, si tú eres de esas personas que no tiene amigos, pero que no entiende el porqué de ello, presta atención a lo que leerás a continuación, pues a lo mejor aquí encuentres la respuesta.

¿No tienes amigos?

Estas podrían ser las razones…

1. Criticas demasiado

Si criticas mucho a las personas que están cerca de ti, tarde o temprano, las terminarás alejando. Así que, deja de una vez por todas de criticar la forma de vestir, hablar o tomar decisiones de los demás.

Criticar

Si alguno de tus amigos, por ejemplo, te cuenta alguno de sus problemas, escúchalo y no empieces a cuestionarlo inmediatamente. Más bien, piensa en cómo puede estarse sintiendo y pregúntale cómo lo puedes apoyar. No critiques cada aspecto de su vida; de lo contrario, no querrá abrirse más contigo.

Una amistad sana no critica destructivamente, ni juzga, sino más bien entiende.

Sugerencia: ofrece críticas constructivas siempre y cuando creas que sea necesario.

2. Te quejas mucho

Déjame decirte que si eres demasiado negativo y recurrentemente te la pasas quejándote de todo (tu trabajo, tu familia, tu falta de tiempo, tu falta de dinero, etc.), nadie querrá pasar tiempo contigo.

Probablemente, al principio las personas cercanas a ti se mostrarán comprensivas e intentarán ayudarte. Sin embargo, tarde o temprano notarán lo desgastante que puede ser convivir contigo, sobre todo si te quejas demasiado.

Es cierto que, la vida no es fácil y que la mayoría de nosotros atravesamos por malos momentos, pero, créeme que enfocarse únicamente en lo negativo no es nada sano.

Recomendación: Empieza a desarrollar una actitud un tanto más alegre, de forma que puedas contagiar buenas vibras y atraer buenas personas a tu vida.

3. Eres celoso

Hay que tener cuidado de no desarrollar comportamientos posesivos, porque esto puede causar que los demás se alejen de nosotros.

Puede que haya amistades que valoremos mucho y temamos perder, pero eso no quiere decir que vamos a adueñarnos de ellas como si fueran objetos de valor.

Por lo tanto, si tu mejor amigo o amiga inicia una relación amorosa con alguien, no debes sentirte ni celoso, ni amenazado. Del mismo modo si decide salir con otras personas.

Los celos, un tema que anteriormente hemos tratado aquí, suelen ser la causa de muchos conflictos interpersonales y amorosos. Incluso, pueden causar que las relaciones terminen.

Consejo: refuerza cada día más tu propia seguridad y dale espacio a los demás.

4. Eres demasiado egoísta

Pedirle un favor a alguien es visto como algo normal, sobre todo si se lo pedimos a un amigo. El problema empieza cuando alguna de las partes comienza a darse cuenta que solamente una persona es la que parece beneficiarse de los favores.

Ser egoísta

¡Ojo aquí!… Si pides muchos favores, pero luego inventas cualquier pretexto cuando necesiten de ti, ¿qué crees que pasará?… Bien, las otras personas verán lo injusta o injusto que eres y tomarán medidas al respecto.

Sugerencia: Deja de ser egoísta y empieza a aplicar la reciprocidad. Si de verdad te importan tus amigos, demuéstrales que eres recíproco y que no los buscas únicamente cuando necesitas un favor.

5. Eres demasiado dramático

Si eres del tipo de persona que busca cualquier oportunidad para hacerse la víctima, entonces ten por seguro que, alejarás a cualquiera.

Ofenderse fácilmente por algún un comentario inofensivo, un chiste o una crítica constructiva, es considerado una actitud negativa.

Deja de interpretar las cosas que dicen otros como un ataque hacia ti, sobre todo si no te han nombrado o se han referido a ti en lo absoluto.

Asimismo, evita culpar a otros de tus propios problemas, pues esto no te llevará a ningún otro lado más que a la soledad completa.

6. No socializas

En ocasiones, el hecho de no tener amigos no se debe precisamente a un problema de nuestra personalidad. Más bien, puede ser que no nos hemos dado la oportunidad de conocer a otras personas.

Si ese es tu caso, empieza entonces a crear las oportunidades para interactuar con otras personas. Eso sí, teniendo presente tus intereses y actividades diarias.

Recomendación: cultiva esa disposición de iniciar una conversación con otras personas que, por el momento, consideras extrañas o desconocidas… quién quita si de una pequeña plática, el día de mañana, surge una buena amistad que dure para toda la vida.

Amistades

Revisa cada uno de estos puntos una y otra vez, hasta que puedas dar en el blanco del porqué posiblemente no tienes amigos… Eso sí, empieza desde ya a cambiar tu actitud, de manera que puedas atraer a tu vida personas de calidad y las puedas conservar.

Sin más que agregar, un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies