Con respeto y humildad, puedes llegar a todos lados

Con respeto y humildad, puedes llegar a todos lados
Comparte

Probablemente muchos de nosotros hemos escuchado, o leído en algún momento, que la humildad es una actitud positiva. Así pues, se nos recomienda que la pongamos en práctica, si es posible, a diario.

Sin embargo, este término se suele confundir en ocasiones con la ausencia de dinero, con la omisión de reconocimiento y con la falta de autoestima. Esto, por supuesto, en vez de ser positivo, termina generando en nosotros prejuicios y creencias limitantes; algo que anteriormente ya hemos tratado aquí.

Por medio de esta lectura, busco que te lleves un mensaje claro y constructivo sobre el significado que tiene “ser humilde”. Y que va mucho más allá de nuestra situación económica personal.

La humildad y su verdadero significado

Para ti, ¿qué significa ser humilde?… Cuando te hablan de humildad, ¿con qué tipo de actos o acciones la relacionas?

Responde un momento a estas preguntas y una vez lo hayas hecho, sigue leyendo.

Definición de humildad

Si buscas en el diccionario el significado de la palabra humildad o modestia, encontrarás algo como esto:

Aquella actitud que no busca presumir logros, sino más bien, reconocer errores, debilidades y actuar sin orgullo.

Y efectivamente. Para ser humilde hay que tener buena actitud. Esto, a su vez, requiere de descubrir y practicar.

Sí, ser humilde nos ayudará a admitir nuestros errores, para luego aprender de ellos. También hará que aprendamos a valorarnos a sí mismos y a los demás. Todo en su justa medida, claro está.

Una actitud humilde quitará de nosotros todo rastro de falsedad y nos dará a conocer con originalidad.

La falsa modestia

Por lo general, muchas de las personas que suelen tener actos bondadosos, esperan cierto reconocimiento. Esto, suele ser normal.

El problema empieza cuando alguien decide ir por la vida alardeando una actitud humilde, solamente con el fin de parecer bueno o altruista. En realidad, esta persona lo que está es teniendo una actitud narcisista, hipócrita y egocentrista.

Hay que tener claro que, quien es humilde de verdad, no es consciente de que lo es. De lo contrario, dejaría automáticamente de ser humilde. Ya lo decía Martín Lutero con esta frase:

La modestia de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.

En ocasiones, también decidimos no aceptar ni reconocer nuestras virtudes o destrezas, solo con el fin de dar un aire de falsa modestia. Sin embargo, interiormente, somos conscientes de esas capacidades y virtudes.

En este caso, solo estamos siendo hipócritas, e incluso, caemos en el juego de la mentira. Estamos mintiéndonos a sí mismos y manipulando a otros, haciéndoles creer algo que no es cierto.

Mujer falsa

Ser humilde, es reconocer en sí mismo nuestra capacidad de hacer las cosas y de sentirse útil… sin necesidad de presumirlo.

La mejor forma de ser humilde

Como dije al principio, todo radica en nuestra actitud. Ahora bien, la persona que verdaderamente es humilde tiende a:

1. Ser optimista

No ve refugio en la queja, en la culpa o en la negatividad. Todo lo contrario, trabaja duramente por conseguir eso que quiere, y no espera que las cosas caigan del cielo…

Quien es humilde, a la misma vez, es esforzado.

2. No ser exigente, sino paciente

Es consciente de que, hasta las personas más grandes y exitosas, comienzan desde abajo. Así pues, de nada le sirve ser impaciente o exigente.

3. Ser agradecida

Siempre tratará de expresar gratitud a la vida, al universo o a los demás. Lo hará a través de sus palabras, de sus acciones y de sus pensamientos.

4. No aparentar algo que no es

¡No aparentará una falsa modestia! Ni menospreciará sus logros o éxitos, aunque tampoco será arrogante o presumido por ello.

5. Reconocer

Siempre admitirá sus errores, en caso de que verdaderamente haya cometido uno. Pedirá disculpas cuando realmente deba hacerlo.

Mujer humilde

Te pregunto… ¿cuesta mucho ser humilde?

Beneficios que otorga la humildad

Más allá de convertirte en buena persona, una actitud humilde también traerá beneficios a tu vida, te menciono algunos de ellos:

  • Abrirás tu mente: ser humilde hará que estés más dispuesto a escuchar, incluso, las nuevas ideas u opiniones. Sin necesidad de imponer las tuyas.
  • Te harás emocionalmente sano: al ser capaz de reconocer tus errores, los pensamientos y sentimientos de miedo, los harás a un lado. Serás capaz de actuar y si fallas en cualquier momento, pues admitirás tu fallo, aprenderás y continuarás.
  • Vivirás con más calma y serenidad: no tendrás necesidad de discutir, pelear o de enojarte con los demás. Mucho menos de imponerte frente a otros.
  • Darás lugar a la empatía: hoy en día, muy pocas personas realmente practican la empatía, quizás, porque no es algo que les hayan enseñado a hacer, o porque no conocen su verdadero significado. Pues bien, para poder ser empáticos, hay que ser humildes.
  • Serás feliz: una actitud humilde, te provocará un buen estado de ánimo y dejará fluir la felicidad en tu vida.

… ¿Qué tal entonces si empiezas a practicarla?

Llegar lejos

No cabe duda que la humildad es un valioso tesoro que reside dentro de cada uno de nosotros.

Otra vez, seré insistente con esto: todo radica en nuestro buen actuar y en nuestra actitud. Como bien dice una famosa frase:

Con respeto y humildad, llegas a todos lados.

Un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.