4 razones por las que la ley de atracción no te esta funcionando

4 razones por las que la ley de atracción no te esta funcionando
Comparte

La ley de la atracción ha sido un tema muy en boga desde la publicación del libro «El Secreto» escrito por Rhonda Byrne en el año 2006 .  En este libro se asegura que tenemos el poder de crear nuestra propia realidad simplemente visualizando lo que queremos crear.

Aunque muchos filósofos, autores y maestros tocaron este concepto creador en el pasado, las palabras “Manifestación” y “Ley de atracción” se hicieron virales con el lanzamiento de este libro”, luego se ha profundizado mucho en el tema a través de las redes.

“La ley de atracción promete tener todo con solo visualizarlo”

En teoría, suena realmente mágica y sorprendente esta promesa, pero si eres de esas personas que se atreven a abrir sus mentes a una realidad metafísica, te parecerá muy factible el aceptar y entender que existen fuerzas del universo que podemos utilizar para hacer realidad nuestros sueños.

 

Cuando comienzas a tener experiencias tangibles con fuerzas invisibles, también comienzas a sentir la magia de la ley de atracción y cómo funciona esta energía del universo.

ley-de-atracción

¿ Pero, porqué a veces no funciona la Ley de atracción ? ¿por qué esta promesa pareciera no funcionar para muchas personas ? incluso sucede con frecuencia que para los que están más en sintonía con los conceptos espirituales del universo, les resulta más difícil hacer realidad sus sueños y visualizaciones…

Hay ciertas “reglas” en la ley de atracción que muchos maestros no nos explican,  por y es por eso que muchas personas se han decepcionado de este concepto.

A continuación te explicamos los 4 errores que cometemos al intentar usar la ley de atracción en nuestra vida.

1) Creer que en todo momento de nuestra vida debemos estar en una onda positiva, que no podemos tener altibajos normales como seres humano.

Si bien es cierto que debemos tratar de ver siempre el lado positivo de las cosas, también es cierto que como seres humanos podemos tener altibajos en nuestro estado de ánimo, que no siempre podemos estar contentos con todo lo que nos sucede.

El secreto esta en aprender a aceptar cada situación, cada sentimiento y no forzarnos a sentir de forma falsa, lo que en realidad no sentimos.

Es muy difícil es tratar de convencer a alguien de algo, cuando tu corazón sabe que es mentira- Karen Moning

Cuando tenemos algún sentimiento de tristeza, desilusión, miedo, culpa o vergüenza en nuestro corazón, y pretendemos ignorar ese estado para “forzar” una felicidad ficticia, es cuando más alejamos de nosotros la fuerza creadora.
Esto se debe a que nuestra fuerza creadora tiene su mayor poder en el sentimiento real, y ese sentimiento es lo que genera un estado de vibración acorde con ese sentimiento.

La fuerza creadora de la ley de atracción funciona a través de la vibración que emitimos asociada a un sentimiento.

Por ejemplo, supongamos que a un niño pequeño le roban su bicicleta, esto le da mucha tristeza y llora por ello, en ese momento su padre se acerca y dice: “no llores porque atraerás más cosas malas”.

Con el tiempo, el niño comenzará a negarse a mirar dentro de si y se alejará cada vez más de su naturalidad.

Dejará de expresarse incluso a sí mismo las emociones negativas que son naturales en nosotros como humanos, poniendo en su lugar una máscara de “siempre feliz”

Hemos pasado años huyendo de nuestras emociones y pensamientos auténticos. Por eso que muchas personas de repente tienen un colapso nervioso después de décadas de reprimir su tristeza, ira o frustración. Obviamente este estado de represión, no resuena como el estado de un maestro creador de su realidad…

La realidad creadora se manifestará cuando aprendamos a abrazar nuestra humanidad, lo que significa permitirnos reconocer y sentir las emociones, darles su espacio y tiempo de sanación para luego dejarlas ir …

La honestidad es una vibración más alta que la falsa felicidad

Cuando nos sintonizamos honestamente con nuestra realidad, descubrimos que podemos usar el poder de nuestras emociones para nuestro beneficio. La única manera de curar una emoción es dejándola aflorar libremente, observarla, sentirla, reconocerla y luego se diluirá…

ley de atracción

2) Enfocarse más en la manifestación física que en la sanación de la emoción.

El error que muchos cometemos a menudo es creer que obtener lo que queremos en el ámbito físico es el objetivo final. Creer que la “meta” de todo esto es conseguir el automóvil, la casa, la relación, el dinero, etc…sin embargo, nada está más lejos de la realidad.

El objetivo real es sentir como si las cosas que deseamos crear ya están creadas y las estamos disfrutando.

Esto quiere decir que debemos entender en lo profundo de nuestro ser, que la clave de nuestra felicidad esta dentro de nosotros y no afuera de nosotros.

Por ejemplo, podríamos creer que una relación nos hará sentir más felices, y nos pasaremos el tiempo visualizando a esta persona soñada que nos hará sentir la felicidad añorada. El error aquí es creer que la otra persona o algo fuera de nosotros es la clave de nuestra felicidad o satisfacción.

Si bien las relaciones, el dinero, un automóvil nuevo o una casa “pueden” brindarnos emoción, disfrute y felicidad a corto plazo, esto sucede solo en un nivel básico y externo, nunca podrán satisfacernos profundamente ni permanentemente si no estamos en conexión con nuestra propia fuente interna.

Entonces, ¿qué es lo que hacen las persona que logran manifestar todo lo que desean y sueñan?

Pues han descubierto que la fuente de la felicidad está dentro de sí mismo y no en algo que está “allá fuera”

ley de atracción

Cuando aprendemos a enfocarnos y desear de corazón nuestra propia sanación, lograremos identificar los sentimientos negativos, las heridas profundas, las falsas creencias que nos limitan y que han definido la programación de nuestra mente subconsciente.

Este paso se convierte en el primer gran salto para la sanación. Una vez que logremos sanar y limpiar todos los sentimientos y programaciones limitantes, la realidad externa que deseamos se manifestará sola.

En realidad no necesitamos hacer tantos trucos de visualización para lograr manifestar lo que deseamos porque al vibrar en armonía con la fuente creadora, la vida misma nos alineará con nuestro destino más elevado simplemente porque nos sentimos completos y sanados por dentro.

3) Todavía estás enfocado en los juicios de tu mente.

El juicio es en realidad la naturaleza del ego y la mente. Para la mente consciente, la realidad se desarrolla en la dualidad o polaridad. Esto significa que a través de la mente solemos ver todo con un “opuesto” es decir, la mente archiva todo en dos archivos: “bueno” o “malo”.

Para la realidad de nuestro ser superior, estos juicios nos estancan, porque olvidamos que vinimos a esta tierra precisamente a vivir todas estas experiencias, para sanar, aprender y trascender.

Esto significa que atraeremos lo que juzgamos,y seguiremos atrayendo lo mismo repetidamente hasta que dejemos de juzgar lo que atraemos.

Cada vez que te criticas por estar enojado, por sentirte triste, por juzgar en otro lo que te molesta, o lo que sea, lo que esencialmente le estás diciendo al universo es: “tráeme más oportunidades para sanar este juicio “.

Cuando aprendemos a aceptar con sincero amor incondicional todas las cosas que hemos juzgado en otros y en nosotros mismos, se manifiesta el verdadero sentimiento de perdón. La vida comenzará a manifestarse dentro y alrededor de nosotros de la forma más sublime y elevada que podamos imaginar.

ley de atracción

Cuando logramos ver genuinamente lo “divino” o la perfección en todas las cosas, entonces manifestaremos genuinamente la “realidad” perfecta que hemos imaginado.

4) Todavía te culpas a ti mismo o a otros por lo que te sucede en la vida

La culpa es otra forma de juicio. Quienes se culpan continuamente a sí mismos o a la vida por todo, continuaran atrayendo situaciones que les generaran mas sentimientos de culpa.

Uno de los pasos más importantes en el uso de la ley de la atracción es un proceso llamado rendición.

Cuando entendemos que el rendirnos al hecho de que todo lo que sucede, sucede para ayudarnos a entender la experiencia, que no es nuestra culpa ni la culpa de nadie, nos alineamos automáticamente con la voluntad del universo y nuestro destino tomara un rumbo más elevado.

Y por ultimo, la curación de nuestras emociones y perspectivas naturales debe tener prioridad, pero en cierto punto, debemos darnos cuenta de la perfección en toda situación. Todo realmente está sucediendo por una razón y esa razón es para mejorar nuestra vida


Lully

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies