Para un maestro espiritual, la verdadera riqueza está en el alma humana

Para un maestro espiritual, la verdadera riqueza está en el alma humana
Comparte

El término “maestro espiritual” ha cobrado vida en estos últimos años, pero lo ha hecho de una forma muy diferente a como se veía en la antigüedad.

Actualmente, se sabe que cierta parte de la humanidad busca una explicación clara sobre muchas de las cosas que están sucediendo. Muchos quieren saber cuál es la verdadera razón de nuestra existencia.

Pues bien, los maestros espirituales son aquellas personas que van por el mundo, no diciéndonos qué camino seguir, sino mostrándonos cómo encontrar el nuestro. Son quienes nos pueden brindar esa explicación que tanto buscamos y las respuestas a muchas de estas cuestiones.

El camino no está en el cielo; el camino está en el corazón.

Buda

Son seres de fe, entusiasmo y convicción; por lo general, tratan de enseñarnos, de manera consciente o inconsciente, el verdadero significado de la existencia humana.

Qué caracteriza a un verdadero maestro espiritual

En el mundo, ha habido una gran cantidad de maestros espirituales. El más reconocido de todos: Jesús; alguien que dejó un gran legado de enseñanzas en la humanidad.

Grandes maestros espirituales

Sin embargo, la espiritualidad de hoy en día, va más allá de un dogma o religión. Recordemos que nuestro planeta ha estado experimentando recientemente una especie de despertar. Lo que significa que, cada vez más gente busca el camino espiritual.

Muchas personas, hoy en día, intentan reflexionar acerca de cosas como:

  • ¿Cuál es nuestro propósito en esta vida?
  • ¿Por qué nuestra vida es cómo es?
  • ¿Cómo podemos sobrellevar todo lo que sucede a nuestro alrededor?

Y aquí, es donde entra en juego esa famosa frase de Lao Tzu, considerado un maestro espiritual de la cultura China, y cuyas enseñanzas aún se siguen aplicando en la actualidad:

Cuando el estudiante está listo, el maestro aparece.

Para encontrar respuestas a estas preguntas, algunos debemos afrontar procesos de cambio, circunstancias complejas o experiencias singulares. En realidad, todo esto forma parte de esa búsqueda espiritual.

Y así como lo ha hecho Lao Tzu con esa gran enseñanza, en la actualidad, hay muchos maestros espirituales que, a través de sus libros, experiencias o frases, nos enseñan, nos guían o nos instruyen en esa búsqueda de respuestas interiores. Por nombrarte algunos de ellos, que a mí parecer son maestros reconocidos, están:

  • Ekhart Tolle.
  • Deepak Chopra.
  • Dalai Lama.
  • Osho.
  • Teresa de Calcuta.
  • Entre muchos otros.

Veamos a continuación, 6 señales que caracterizan a estos guías o maestros espirituales:

1. Son seres que usan al amor como un arma poderosa

Energéticamente, el amor es el arma más poderosa del mundo. Es lo que cura todos los bloqueos emocionales, desentraña toda clase de creencias limitantes y es lo que alinea a una persona con su integridad innata.

Por esta razón, los maestros espirituales se aman primeramente a sí mismo y en función de ello, aman y enseñan a amar a los demás.

El amor en su esencia es fuego espiritual.

Séneca

No tienen razón para pelear con alguien, pues saben que el odio únicamente expulsa más odio. Son personas que entienden muy bien la importancia que tiene el amor para el mundo, sobre todo en estos tiempos.

2. Un verdadero maestro espiritual evita juzgar a los demás

Ellos tienen claro el hecho de que cada persona tiene que transitar su propio camino.

Se sabe que, en el mundo, hay personas que llegan a ciertos lugares antes que otras; también hay quienes tardan un poco más en entender determinadas cosas. Por lo tanto, no todos vivimos la misma vida; cada quien tiene una realidad diferente a la de los demás.

Basándose en lo anterior, los maestros espirituales tienen en cuenta esta singularidad. Saben que cada persona afronta procesos diferentes, entonces no hay razón para juzgarlas.

Ellos entienden muy bien que cada quien tiene que vivir lo que le toque vivir.

3. Son personas con una actitud humilde

¡Así es! Son personas que reconocen el éxito, pero que no presumen sus logros. Reconocen sus fracasos, debilidades y defectos. Por lo general, actúan sin orgullo.

Ellos entienden que la búsqueda de la felicidad es una experiencia íntima con el propio corazón. No les importa lo que otros piensen sobre ellos y no necesitan que otros estén halagando sus triunfos. Y sí, son personas que, tras haber pasado por momentos difíciles, llegan a triunfar.

4. Nacieron para enseñar

Un auténtico maestro espiritual siempre está enseñando a los demás. Bien sea con sus palabras o con sus acciones. Bien sea en una charla amistosa o en una clase, conferencia, o taller.

Enseñanzas

Son personas que tienen un don especial: llegar con sus palabras hacia los demás.

5. Son personas que buscan conectar con los demás

Los maestros espirituales generalmente tienen una actitud positiva lejos del ego y del individualismo. Siempre están buscando conectar y ampliar su equipo. En otras palabras, tratan de unir a otros a su tribu, y es que, a sus ojos, todos somos uno.

6. Respetan la vida de cualquier ser vivo

Y cuando me refiero a cualquier ser vivo, te hablo de animales, plantas y seres humanos. Reflejan este respeto en sus frases, en sus escritos o en sus enseñanzas.

7. Su motivación es el servicio

Mientras que la mayor parte del mundo está preocupado por conseguir lo que quiere, un maestro espiritual está motivado por el servicio a los demás.

Esta motivación surge a partir del amor incondicional, la valentía y la compasión, que reside en ellos. Son seres que, en definitiva, ven lo divino en los demás, incluso en aquellos que aún no lo han visto en sí mismos. Por esa razón, están llamados a ayudar a otros.

Guías espirituales

Para finalizar, un verdadero maestro espiritual nunca intentará convencer a nadie de que crea en lo que él cree, sino todo lo contrario. Llegará a dar su mensaje con tal poder y convicción, de forma que los demás quieran participar en eso que él está haciendo.

Los maestros espirituales encarnan al perdón, al amor y la bondad. Dondequiera que vayan, son la mayor contribución al despertar de la humanidad.

Tienes que crecer de adentro hacia afuera. Nadie te puede enseñar, nadie puede hacerte espiritual. No hay ningún otro maestro más que el de tu propia alma.

Swami Vivekananda

Un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Ingeniero de telecomunicaciones | Escritor y emprendedor digital | Me agrada leer, estudiar e investigar sobre temas de Psicología y Espiritualidad | Aprendiz de SEO y Desarrollo Web | IG: AdrianAlbertoOk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies