Para ganarte el respeto de los demás, comienza a respetarte a ti mismo

Para ganarte el respeto de los demás, comienza a respetarte a ti mismo
Comparte

En primer lugar, cuando hablamos de respeto hay que tener claro que este no se impone, sino que se va ganando con el paso del tiempo… ¿Cómo se hace esto?, te estarás preguntando. Bien, a través de diversas actitudes que tenemos que ir adoptando.

Respetar, es algo indispensable hoy en día, y la mayoría de nosotros queremos ser respetados, claro está. Pero… ¿estamos realmente dispuestos a hacer lo necesario para lograrlo? ¿Qué hay que hacer para que nos respeten verdaderamente?

Aquí, en este apartado quiero compartir contigo algunos consejos que te ayudarán a ganarte el respeto de los demás.

El respeto es como el dinero, puedes pedirlo, pero es mejor ganártelo

Gánate el respeto de los demás haciendo esto:

1. Respétate a ti mismo… ¡Lo primordial!

Respetarse a uno mismo es el primer paso para poder tener una relación sana, tanto con nosotros mismos como con los demás.

En ocasiones, nos molestamos porque nos faltan el respeto o porque no nos toman con seriedad. Pero, lo curioso de esto, es que en la mayoría de las veces no nos damos cuenta que nosotros mismos somos los primeros en irrespetarnos. Y esto, sí que es grave.

Respetarse a sí mismo

Lo primordial, es empezar a quererse a uno mismo y dentro de ese proceso también entra el saber respetarse a sí mismo.

Si tú mismo no te respetas o aprecias, nadie más lo va a hacer por ti.

Primeramente, acéptate tal y como eres. Aprende a amarte y a valorarte por como eres. A lo mejor, haya muchas cosas de ti que desearías cambiar, pero esto no siempre es posible, así que, de igual forma ámate. Y atención aquí, esto no quiere decir que vas a dejar de cuidarte corporalmente o estéticamente e igualmente te vas a amar… ¡No!

Es necesario que con frecuencia te ejercites, te arregles, te alimentes bien, te hagas un chequeo médico y cuides mucho tu aseo personal. Si no tomas en cuenta estos aspectos, estarás emitiendo el siguiente mensaje: «no me cuido, no me valoro, no me respeto». La gente comenzará a irrespetarte, pues observarán que tú mismo tampoco te respetas.

2. Respeta siempre a los demás

¿Qué dice la regla de oro?

Trata a los demás como quieres que te traten a ti.

Y parecerá paradójico, pero hoy en día, hay personas en este mundo que exigen que se las respeten, pero ellos no respetan a nadie.

Es primordial que siempre seas educado con todos. Acostúmbrate a usar estas dos palabras hermosas que son: «por favor y gracias». Por otro lado, evita menospreciar a los demás y dirígete siempre con educación y buenos modales.

Ahora bien, en situaciones que puedan parecer delicadas o de conflicto, recuerda siempre tener tolerancia. No reacciones con enojo a los errores de otros. En vez de eso, aporta soluciones constructivas. No envidies, porque eso también es negativo. En cambio, felicita con honestidad el éxito de otras personas.

Y no menos importante, evita hablar mal a las espaldas de los demás. Tampoco participes en este tipo de actos, porque únicamente te harán quedar como alguien irrespetuoso.

3. Sé honesto y humilde

En caso de que hayas conseguido un logro importante, trata siempre de no alardear. Muchas veces no hace falta presumir metas alcanzadas o logros, pues en realidad, serán los demás quienes terminen hablando de ello. En cambio, si constantemente vives elogiándote a ti mismo, quedarás como alguien arrogante o como alguien que necesita la atención de los demás.

Asimismo, la humildad también comprende el hecho de aprender cada día de quienes te rodean. Sería un gran error tuyo creerte un sabelotodo o pensar que nadie tiene la capacidad de aportar cosas positivas en este mundo.

Nadie es perfecto, claro está. Sin embargo, no hay nada mejor que reconocer los propios errores que uno mismo comete.

En cuanto a la honestidad, esta está muy vinculada con el hecho de ser humilde. Para ser humilde, es necesario e importante ser honesto. De esta forma, podemos evitar caer en comportamientos o en cosas que nos perjudiquen en un futuro.

Honestidad

Si verdaderamente eres honesto, actuarás de acuerdo a tus palabras y pensamientos. Pensarás las cosas dos veces antes de hacerlas y cumplirás todo aquello que hayas prometido. Esto te hará quedar como alguien totalmente respetable frente a los demás.

4. Sé original

No pretendas ser una copia de los demás; de lo contrario, te irrespetarás a ti mismo y los demás también lo harán. No es bueno mentirte a ti mismo o fingir ser alguien más, pues los demás alrededor de ti, tarde o temprano lo notarán.

Para ser una persona original, debes ser tú mismo (obviamente). Busca la manera de mejorar en todos los aspectos de tu vida, tal y como lo han hecho otras personas a las que quizás admiras. Eso sí, siempre mantén esa esencia que te caracteriza.

En pocas palabras, sé la mejor versión de ti y nunca hagas las cosas con el fin de impresionar a alguien más o buscar la aprobación de terceros. De lo contrario, esto podría dañar tu autoestima severamente.

Ganarse el respeto

En suma, todos queremos respeto, pero para poder obtenerlo, hay que trabajar en mejorar nuestra actitud. Sin más que agregar, pon en práctica estos consejos. Te servirán de mucho en todo aspecto de la vida.

Un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Redactor de contenido web e Ingeniero de Telecomunicaciones. Especializado en temas de crecimiento personal, tecnología e innovación digital.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies