La envidia no te afecta a ti, afecta a quien la padece

La envidia no te afecta a ti, afecta a quien la padece
Comparte

La envidia va mucho más allá de esa definición común que todos tenemos sobre ella: “desear lo que tienen los demás”.

Lo que mejor puede caracterizar a este sentimiento es el deseo de que el otro no tenga lo que realmente tiene. Dicho de otro modo, de que su éxito no sea cierto.

Esa sensación de recelo se suele llevar solo por dentro, en la intimidad. De lo contrario, su manifestación podría parecer una declaración de inferioridad.

El silencio del envidioso está lleno de ruidos.

Khalil Gibra

Ahora bien, si te preocupa que ese sentimiento negativo pueda afectar tu vida cotidiana, no te preocupes, hay formas de gestionarlo. Y esto que leerás aquí, te servirá un montón.

¿Sientes que te tienen envidia?

Si sientes que alguien cercano a ti te tiene celos, resentimiento o envidia, maneja la situación de forma inteligente… ¿Cómo puedes hacerlo?

Ten en cuenta lo siguiente:

1. La envidia no te afecta a ti, afecta a quien la padece

Si alguien está deseando que a ti te vaya mal, que fracases en tus proyectos o que no alcances tus metas; quien realmente se está afectando es esa misma persona que está teniendo estos deseos. Quien realmente sentirá toda esa negatividad, es ella misma.

Así que, despreocúpate un poco y aligera la carga. Si hay alguien que está irradiándote negatividad, no te está afectando a ti, en todo caso, se está afectando a sí mismo.

2. Lo que a ti te pase, únicamente depende de ti

Muchos creen que la envidia de otros puede ocasionar daños graves. Tal es el caso de aquellas personas que acuden asustadas a un psicólogo, pues se han dado cuenta de que alguien les está haciendo brujería o maleficios para que les vaya mal.

Alegrarse del mal ajeno

Si este ha sido tu caso, pues déjame decirte que lo que a ti te pase, únicamente depende de ti. A ti te puede afectar aquello a lo que le des poder.

Eso sí, recuerda que tú mismo, por gracia, tienes el poder y el control de tu vida. Recuerda que naciste con la autoridad de manifestar en tu realidad todo aquello a lo que tú le des importancia.

Ahora bien, si tú quieres creer que una brujería o algo que alguien te esté haciendo, va a traer resultados negativos a tu vida, pues en efecto eso es lo que vas a manifestar.

Ten presente lo siguiente:

Nadie puede afectar tu energía o tu vibración, a menos que tú se lo permitas.

Deja entonces de una vez por todas de prestarle atención a esas cosas negativas.

3. Pon en práctica la compasión

Aquí hay que tener cuidado, pues no se debe confundir el término “compasión” con el de “ego disfrazado”.

Por ejemplo, si alguien te tiene envidia, tú no vas a ir a decir o pensar algo como:

¡Pobre!, es tan poca cosa… ¡Yo sé que soy grandioso y eso a él (o ella) le afecta!… Bueno, lo perdonaré por su negatividad, ¡porque en realidad le tengo lástima!”.

… Quien piense así, te aseguro que la compasión la tiene por el piso y su ego por las nubes.

Ahora bien, ¿qué quiere decir el término compasión?

Si una persona está experimentando un sentimiento de negatividad hacia ti, es porque posiblemente en su interior hay ciertas inseguridades, por lo que te está percibiendo como una amenaza. Por lo tanto, en ningún momento debes juzgarla.

En estos casos, desde una mirada empática, entiende que ese sentimiento también ha estado presente en ti en algún momento.

La compasión significa eso… Comprender que la otra persona está actuando desde el miedo y que no puede gestionar sus emociones de una manera más inteligente. Entonces, haz el intento de entenderla, a pesar de que no compartas su forma de actuar o pensar.

4. Recuerda, ¡en algún momento, tú también has tenido este sentimiento negativo!

No hay que olvidar que los seres humanos tendemos a compararnos mucho con los demás. Y cuando hacemos esto, aparece ese sentimiento de negatividad.

Tú también has tenido tal sentimiento de negatividad

Esa persona que dices que te está enviando… ¿no es acaso tu propio reflejo?

Así como ella o él te tiene sentimientos negativos, tú en algún momento los habrás tenido.

Date la oportunidad de revisarte, pues no está de más y tampoco es malo hacerlo. Como te indiqué en el punto anterior, muchas veces es una cuestión de empatía.

5. Muéstrale al mundo cuál es tu mejor versión

Hay personas que en lugar de brillar desde el amor, con sinceridad y conectadas con la grandeza de su ser, lo que hacen es tratar de opacar su luz. Esto con el fin de evitar que otros tengan sentimientos negativos.

¡Eso está mal!

Por ejemplo, si tú eres una persona físicamente linda o atractiva… ¿vas a opacar tu belleza solo para evitar que otros te envidien o tengan sentimientos negativos hacia ti?… No sería lo correcto, ¿cierto?

Recuerda que viniste a este mundo con una suma de dones y talentos que merecen ser compartidos con los demás.

Así que, si uno de tus talentos es tener hábitos de vida saludables, de cuidar tu cuerpo, de ser un buen trabajador, de ser una buena madre o un buen padre, o de tener una economía próspera; entonces no tienes que opacar todo eso para evitar que los demás se sienta mal.

Muéstrale al mundo tu mejor versión y hazlo sin miedo.

Si los demás se sienten mal con tu mejor versión, ya eso es algo que se sale de tu control…

¡Pero cuidado!, eso no significa que vas a ir por la vida alardeando lo que eres o sacándole en cara a los demás lo que tú tienes.

Simplemente sé tú mismo y brilla con naturalidad y con luz propia.

Vive lejos de esta clase de sentimientos

Entonces… ¿se puede lidiar con este sentimiento negativo?

Por supuesto que sí. La envidia de otros no puede quitarnos el sueño por las noches. Podemos afrontarla a partir de la empatía, es decir, tomando en cuenta que alguna vez la hemos llegado a sentir también. Sin necesidad de juzgar, señalar o contraatacar. La idea es actuar de manera inteligente. Para finalizar, comparto contigo esta frase:

Al que es feliz, se le nota: no envidia, no critica y no juzga.

Autor anónimo

Un saludo cordial.

Por: Adrian Alberto ∼ reencontrate.guru


Adrian Alberto

Ingeniero de Telecomunicaciones | Escritor, lector y emprendedor | Interesado en el desarrollo personal y profesional | Fascinado por las nuevas tecnologías y lo digital | Aprendiz SEO & Desarrollo Web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies