10 Enseñanzas espirituales que te muestra tu perro

10 Enseñanzas espirituales que te muestra tu perro
Comparte

Los perros son maestros espirituales por naturaleza, y traen con ellos muchas enseñanzas espirituales de las que podemos sacar un gran provecho para enriquecer nuestra vida.

Un perro conserva esa piedad y candidez con la que nacieron todos los seres humanos, pero que muy a menudo han perdido con el pasar tiempo. Ellos conservan por siempre ese amor infinito que debería caracterizarnos.

Cualquiera que haya compartido su hogar y familia con un perro, u otra mascota particularmente especial, es muy consciente del valor y la alegría que este tipo de relación puede aportar a su vida.

Los animales de compañía, en especial el perro, expresan algunas de las formas más valiosas del “Ser”, simplemente por ser exactamente lo que son.

Los perros dependen mucho menos de las palabras habladas y en su lugar interpretan y transmiten información a través de sus sentidos, la comunicación corporal no verbal y el intercambio de energía. Esta transmisión con otra criatura te da acceso a muchos tipos nuevos de experiencias, emociones y sentimientos.

10 Poderosas enseñanzas espirituales que puedes obtener de tu perro:

1.- Conciencia del momento presente:

Tal vez sea la cualidad más importante. ¿Cuánto nos cuesta como humanos vivir en el aquí y el ahora? En cambio nuestros perros enseñan que no hay otro momento más que el presente, y que te pueden llevar a ese estado de ánimo simplemente estando cerca de ellos.

Sólo imagina la cantidad y variedad de pensamientos que tu mente humana tiene en el lapso de 30 segundos… y luego, imagina la cantidad y variedad de pensamientos que tu perro probablemente tendría en 30 segundos… ¡la vida tan simple!

2. El contacto físico:

Acariciar a nuestra mascota es inevitable, hasta para las personas que no están acostumbradas a dar cariño ni contacto físico. Las investigaciones demuestran que abrazar aumenta instantáneamente los niveles de felicidad y ayuda en la curación de enfermedades, disminuye el estrés, la presión arterial, la ansiedad, e incluso mejora la memoria. Ese contacto tierno te hace olvidar todo lo malo casi que de inmediato.

enseñanza espiritual canina

3. Sensación de satisfacción:

Un rasgo excepcional de tu perro en su estado natural es la satisfacción. El no se pregunta si la gente lo tratará diferente cuando use ese collar de diseñador, no se preocupa porque su barriga esté más delgada, ni se angustia por caerle bien a los demás.

Tu mascota representan bien el dicho: “Soy lo que soy y punto”. Cuántas veces al día te sientes plenamente satisfecho con lo que eres y tienes?

4. No hay nada malo en una vida sencilla

Si podemos disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, somos verdaderamente felices. No se trata de lo que poseemos y a quién conocemos. Si un perro duerme bien, se alimenta y alguien lo pasea, es feliz, verdaderamente feliz.

Si tenemos buena comida sana y salimos a pasear al aire libre, con o sin nuestro perro, nos estamos acercando a la esencia de la felicidad. Para mí la mayor alegría en la vida es disfrutar de las pequeñas alegrías.

5. Nadie es perfecto:

Date cuenta de que tu mentor espiritual tiene sus imperfecciones como el resto de nosotros: tal vez tiene sobrepeso y pierde peso, tiene malos modales, ladra cuando no debe… ¡y hasta babea cuando le gusta alguien!

Pero ello no significa ni el más mínimo ápice de complejo para tu perro. Simplemente no le importa! ¡Y eso es genial!

6. Cero Juicio:

El juicio es una construcción de la mente para categorizar continuamente las cosas como buenas o malas. Aunque las mascotas tienen la habilidad de discernir lo que les gusta y lo que no, los detalles y calificaciones en que se basan sus decisiones son muy diferentes a los de los humanos.

Las mascotas tienen un enfoque más simple: ¿me da miedo o me da amor? En última instancia, estas son las dos emociones en las que están arraigadas todas las demás emociones.

perros espirituales

Cuando ves la vida a través de este simple lente, eres capaz de mantenerte centrado en lo que importa, y dejar ir el resto. Más amor. Menos miedo. Mira a tu mascota demostrarte cómo vivir con cero juicio y por lo tanto con más alegría.

7. Adaptabilidad:

La vida es un camino tortuoso y cambiante, y cuanto más ágil seas, más fácilmente te inclinarás para permitir que la vida trabaje contigo, no en tu contra. La capacidad de tu mascota de adaptarse a cualquier cambio es de admirar!

Aceptan las cosas como estén y nunca se quejan. Esto nos deja una reflexión bastante profunda acerca de nuestro propio comportamiento.

8. Amor Incondicional:

Tu perro ama de corazón y con una inocencia y reverencia que muchos de nosotros no entenderíamos. Para ser honestos, rara vez recibimos ese amor de la mayoría de nuestras relaciones humanas.

Tu perro te tiene en un pedestal alto, y la confianza que deposita en tí es de admirar. Es una enseñanza espiritual maravillosa que debemos emular.

9. Lealtad:

Al construir una relación fuerte con tu perro, automáticamente recibirás toda su devoción y lealtad. Se convierten fácilmente en tu fan número uno, sin importar cómo juegues el juego.

Se siente tan bien tener a alguien que te acepte por lo que eres, que te ame incondicionalmente y te apoye hasta el final…! El te ha conocido en tu mejor y peor momento, perdonando y olvidando los momentos en que te has descontrolado. ¡Tienes mucha suerte de tenerlo!

10. Intuición sobre el intelecto:

Tu mascota perruna siempre es guiada por una conexión intuitiva que dirige gran parte de su toma de decisiones de una manera natural e instintiva.

Ya sea que estén decidiendo lo que su cuerpo necesita, si el extraño en la sala es abordable, o cómo actuar frente a ese nuevo perro en el parque, su sabiduría interior marca el camino.

Aunque no podemos saber exactamente lo que están pensando, sí sabemos que una amplia gama de información es recibida e interpretada a través de sus sentidos. Combinan esta entrada sensorial con su “lectura” energética general, que les permite permanecer más asentados en el corazón y el cuerpo que en la mente y el intelecto. Esta cualidad es un aspecto admirable de su poder espiritual.

lo que enseñan los perros

Ahora que te encuentras sintonizado con algunas de las enseñanzas espirituales que refleja tu perro, haz que sea una práctica en tu vida el tomar conciencia de cómo te sientes en su presencia y pon atención a las cualidades que te inspiran.

Tal vez puedas animar a otros a ver el valor y el potencial curativo que da una relación con los perros. Este despertar es una oportunidad para nosotros de crear un conjunto de humanos más solidarios y conscientes.

Por: Loubna Hatem ∼ Reencontrate.guru


Loubna Hatem

One thought on “10 Enseñanzas espirituales que te muestra tu perro

Comments are closed.